Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Una civilización en reconstrucción

civilización coronavirus

Pensamos que podíamos vencer a la COVID-19 quedándonos en casa por un par de meses y practicando el distanciamiento social. Estábamos muy, muy equivocados. Tan pronto como se redujo el encierro, el virus, según científicos de Scripps Research en Florida, regresó con una cepa «casi 10 veces más infecciosa». No cederá hasta que comprendamos su mensaje: es hora de rehacer la civilización humana.

Aquí hay una lista parcial del lugar donde el número de casos confirmados está aumentando de nuevo: Estados Unidos, Rusia, Francia, Israel, Argentina, Brasil (que nunca entró en cierre), Italia, Alemania y Corea del Sur (anteriormente el patrón oro del éxito). Por dondequiera que se vea, la táctica de «quedarse en casa hasta que desaparezca» falló miserablemente y la nueva cepa garantiza que seguirá fallando. Nos queda sólo una opción: reestructurar los países para que todos tengan su sustento básico, mientras se entiende lo que sucede en el mundo. Cualquier país que no emplee esta táctica está destinado a sufrir un colapso social, político y económico total.

No podremos reabrir negocios ni centros comerciales, pues son centros de contagio. Según Bloomberg, «un tercio de los empleos perdidos en EUA [están] en riesgo de convertirse en permanentes». Creo que Bloomberg es demasiado optimista. Dado que el virus no permitirá la reapertura, las empresas, simplemente cerrarán junto con todos los negocios que dependen de ellas. En un futuro cercano, casi la mitad del país estará sin ingreso y sin posibilidad de obtenerlo.

Con el tiempo, según la investigación de Bloomberg Economics, el porcentaje de ciudadanos sin ingreso crecerá, «a medida que las empresas, desde fabricantes hasta minoristas, se adapten a un mundo post-virus, disminuirán más los empleos seguros». Y teniendo en cuenta que el virus ni siquiera se ha ido, el impacto en el mercado laboral será aún más devastador de lo previsto.

Por lo tanto, cada gobierno y autoridad municipal debe tomar medidas inmediatas para evitar el colapso del sistema, que seguirá a una pesadilla de despidos masivos. En tal estado de incertidumbre, el miedo más básico de todos es el hambre y la vivienda. El gobierno, por su parte, debe implementar medidas inmediatas para proveer agua, alimento, energía y vivienda a todos. Si la gente se queda con hambre o en la calle, habrá un caos que eclipsará lo que vimos en las protestas recientes por George Floyd.

Ahora, el gobierno y las autoridades locales deberán informar que la situación cambió y que su vida no volverá a ser lo que fue antes de marzo de 2020. Se le debe informar a la gente lo que significa vivir en un mundo donde muy pocos trabajarán y los que lo hagan, darán sustento a los demás. El resto de la gente hará lo que deberíamos haber hecho desde hace mucho tiempo: relacionarse entre sí.

Una vez que el abasto de todos esté garantizado por la nueva estructura que instauren las autoridades, el resto de la gente pasará su abundante tiempo libre, socializando. Pues, eso es lo que debe hacer el hombre. No habrá razón para competir por trabajos, no habrá causa de rivalidad comercial y lo único que la gente tendrá que hacer es platicar y descubrir lo bueno que es estar juntos: todas las razas, todos los colores, todas las personas. En lugar de luchar y competir para llegar a la cima, agotados, heridos y solos, encontrarán un nuevo significado en la vida al conectarse con otros.

Para asegurar que todos tengan la información requerida para vivir en una civilización de conexión, las autoridades deberán dar los beneficios a la gente que quiera aprender a vivir en esta nueva sociedad. Así, gracias al sistema, todos tendrán satisfechas sus necesidades físicas, intelectuales y emocionales. Más rápido de lo que pensamos, surgirá una nueva sociedad, donde la intolerancia y el odio no tendrán lugar y la ocupación principal de todos será hacer amigos.

Si estas palabras suenan como fantasía, recuerda lo que pensabas de la vida en febrero y lo que piensas ahora…

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: News
4 comentarios sobre “Una civilización en reconstrucción
  1. Viviana dice:

    Está hablando de un gobierno mundial y único? O del Mashiaj ?

  2. Luis Alberto Terán Contreras dice:

    Créo , en un cambio , para descubrirnos verdaderamente . Una civilización de verdadera hermandad sin estandartes , sin banderas .

  3. María Guadalupe Reyes González. dice:

    Sólo puedo decir que sus comentarios son muy valiosos, para poder seguir adelante , yo pienso en mi familia,en mis vecinos , en mi nación y en todo mundo.
    Que EL PADRE ETERNO TENGA MISERICORDIA DE TODOS.

  4. Yolanda Herrera dice:

    Que Dios en Su Misericordia Infinita tenga piedad de nosotros e Ilumine nuestro camino y entendimiento para reencontrarnos en este nuevo mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*