Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

El coronavirus entierra al capitalismo

nueva economía coronavirus

El 20 de marzo, el historiador Yuval Noah Harari escribió en Financial Times que la propiedad de las emergencias es acelerar los procesos históricos. Es cierto que todo lo que hemos conocido, toda nuestra civilización, se está desmoronando rápidamente. La mayoría tiene esperanza de que una vez que el virus desaparezca, su vida continuará donde la dejó. Pero no será así. El coronavirus lo habrá cambiado todo.

No es sólo una transformación de actitudes, sino un cambio de todo nuestro paradigma de vida. El ex primer ministro británico Gordon Brown, lo mencionó cuando escribió que para luchar contra el coronavirus, “en lugar de la guerra de ofertas y especulación perro-come-perro, el G20 debería respaldar los esfuerzos de la Organización Mundial de la Salud y del Fondo Mundial para coordinar esfuerzos e incrementar la producción y adquisición de suministros médicos”.

Eliminar el paradigma perro-come-perro es imperativo, pero es poco probable que el virus desaparezca en un futuro cercano. Pues hay no menos de 40 cepas conocidas de ese virus. Segundo, incluso si logramos abolir milagrosamente todas las variantes agresivas, para cuando podamos reanudar la normalidad, descubriremos que ya cambiamos drásticamente y el consumismo frenético ya no parecerá atractivo.

Turismo, transporte, deportes, entretenimiento, se detuvieron, el COVID-19 no sólo está cambiando nuestra economía, incluso nuestra forma de vida; está cambiando lo que pensamos sobre: vida, cultura, industria, educación, socialización e incluso nuestra capacidad de congregarnos para orar. Cuando reiniciemos la civilización, seremos diferentes. O, más bien, será mejor que seamos diferentes si no queremos un nuevo capítulo en la novela, Coronavirus.

La novela económica

Cuando un súper virus nos impone una cuarentena en todo el mundo, sus efectos son incontables. Más pronto que tarde, los países tendrán que atender a sus ciudadanos en las necesidades más básicas. Alimentación, vivienda, servicios médicos y educación deberán ser administrados o suministrados por los gobiernos, pues la mayoría simplemente no tendrá ingreso para comprar ninguno de los productos mencionados, sin mencionar lujos o artefactos.

La orden de cuarentena o “quedarse en casa” no es sólo una medida de emergencia; Es el fin del capitalismo. Puede que no nos demos cuenta, pero junto con los ataúdes de nuestros seres queridos, enterramos la forma de vida y forma de pensar de la vida en la que todos crecimos. El capitalismo ha muerto.

La nueva economía que surgirá de las cenizas tendrá que basarse en diferentes valores. Puesto que los empleos serán prácticamente obsoletos, riqueza y poder serán indicadores irrelevantes de éxito. Pero dado que la naturaleza humana siempre se esfuerza por destacar, los nuevos estándares se harán cargo de donde los viejos dejaron un vacío.

En lugar luchar por poder y control, el liderazgo, con el ejemplo, tomará la delantera. Quienes más contribuyan a elevar el espíritu de la sociedad, garantizar el bienestar de todos y aumentar la solidaridad social, serán personas prominentes en la sociedad.

Hasta ahora, competimos como niños jugando a ser los reyes de la montaña. Gradualmente, el virus nos enseñará a valorar y rendir homenaje a los que se esfuerzan por que todo avance, a los que elevan a la sociedad en lugar de elevarse ellos mismos.

La nueva economía que surgirá de las ruinas de la antigua, no será una nueva forma de socialismo. Será una economía de responsabilidad mutua. La responsabilidad mutua no es un paradigma económico, sino social, que implica aspectos tanto económicos como educativos. No requiere igualdad material, sino una preocupación mutua que garantice que todos; a) tengan lo que necesitan y b) que quieran que los demás tengan lo que necesitan.

En una economía basada en responsabilidad mutua, los atributos personales serán apreciados y elevados siempre que se usen las habilidades para mejorar la vida de todos. Este enfoque permite infinitas formas para que todos se expresen y la sociedad los recompensará por hacerlo. Respeto, admiración y amor por las personas que contribuyan será mejor compensado que la búsqueda de riqueza y posesiones.

Por esta razón, la introducción de la responsabilidad mutua debe ocurrir tanto a nivel físico como a nivel intelectual. En el primer nivel, como se dijo anteriormente, los gobiernos deberán atender las necesidades básicas de la gente. En el otro nivel, debemos establecer un sistema de educación en línea donde científicos y otros expertos introduzcan la noción de responsabilidad mutua y expliquen por qué se requiere en la realidad actual.

La idea detrás de estos programas educativos no es simplemente ayudar a la humanidad a vencer el virus. El objetivo es cambiar el paradigma que rige nuestra vida, de centrarnos en el “yo” a centrarnos en el “nosotros”, creando una sociedad floreciente y sostenible. El paradigma perro-come-perro del que Brown habló es la razón por la cual el coronavirus detuvo nuestra civilización. Si queremos ganar, debemos construir otra civilización con base en responsabilidad mutua, cualquier momento de retraso, podría ser un momento demasiado tarde.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News
12 comentarios sobre “El coronavirus entierra al capitalismo
  1. Mildred Rivera dice:

    Gracias por este despertar de conciencia!

  2. En su nota anterior decía “En un mundo esclavizado por el ego, ¿quién mejor que nosotros, puede guiar el camino hacia la libertad en estos días de Pésaj? Si nos unimos para ayudarnos a superar nuestro ego, es el único ejemplo que el mundo necesita ver. Por eso, la unidad es tan valiosa para nosotros y es nuestra única esperanza.” Acciones responsables más allá de las respuestas ante la emergencia por parte de los estados son las señales que todos esperamos y eso precísamente es lo que no se ve. Todo pasaría por ver cómo los dueños del gran capital hacen un pool para fortalecer con recursos las infraestructuras de la salud a nivel global.

  3. “Responsabilidad mutua” es la cualidad de la que en éste mundo consumista nos ha faltado.

    Actualmete pensamos en nuestra propia individualidad, por nuestro egoismo.

    La necesidas de un orden mundial nuevo es imperante, necesario, urgente, de vida o muerte. El coronavirus nos trae esta opción que tenemos que aprovechar.
    EL CAMBIO ES INMINENTE Y NECESARIO

  4. “Responsabilidad mutua” es la cualidad de la que en éste mundo consumista nos ha faltado.

    Actualmete pensamos en nuestra propia individualidad, por nuestro egoismo.

    La necesidas de un orden mundial nuevo es imperante, necesario, urgente, de vida o muerte. El coronavirus nos trae esta opción que tenemos que aprovechar.
    EL CAMBIO ES INMINENTE Y NECESARIO

  5. Patricia dice:

    Pues creo que sí esto no fuese la consecuencia, estaremos irremediablemente perdidos.
    Excelente mente. Gracias

  6. Patricia dice:

    Pues creo que sí esto no fuese la consecuencia, estaremos irremediablemente perdidos.
    Excelente mensaje. Gracias

  7. Hansel Luis Ramírez Rodríguez dice:

    Esta cuarentena nos ha enseñado que todos somos igualmente vulnerables, desde octubre de 2019 se viene dando “el reseteo de la economía mundial” y la pandemia fué creada para justificar la quiebra de Estados Unidos que ya se veía venir, sin importar las vidas perdidas; las mentes genocidas crearon la pandemia para ocultar la verdadera razón del nuevo orden que se va a imponer, encabezado desde oriente.

  8. MÓNICA dice:

    Claro y llama a la acción, gracias

  9. jose luis dice:

    Es una tercera guerra mundial disfrazada distinta… pero que desde la habitación de la humanidad nos mantiene atemorizado…

  10. Roderic Hernández dice:

    Comparto profundamente, esta visión consciente. Por lo que comenzaré el cambio de paradigma mental conmigo mismo. Infinitas gracias por ilumunarnos.

  11. Altair Vitas dice:

    Una cosa es un deseo y otra cosa es lo que sucederá. Si bien podemos inferir que quizás haya cambios estructurales, éstos tardarán un tiempo considerable en establecerse, previo empeoramiento de la situación.

  12. MIRIAM dice:

    Por fin el universo nos educa, anteponer el bien común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*