Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

La medicina, como la naturaleza la quiere

medicina salud vacunasHace unos días, un médico israelí escribió que, tras más de 20 años de ejercicio en la medicina, se encuentra demasiadas veces con que tiene que decir que no sabe. Dice que la Covid perturbó todo en su profesión y que él y muchos de sus colegas, con mucha frecuencia se sienten sin ideas.

Parece que la realidad nos alcanzó en todos los aspectos de nuestra vida. Todo lo que pusimos en un pedestal se está desmoronando, incluida, si no en primer lugar, la medicina moderna. Convertimos la salud en negocio y en los negocios, lo que importa es el dinero, no las personas.

Peor aún, en el último año, la lucha contra la Covid-19 se convirtió en una lucha de poder político y las decisiones que cuestan vidas y el sustento de millones, cuidan los intereses de los partidos y no el interés de la gente. Como en todo lo demás, la Covid dejó al descubierto nuestra naturaleza y, no es agradable.

Olvidamos que al final, el cuerpo humano, es el de un animal. Al igual que los animales obtienen su salud de la naturaleza, nosotros también podríamos hacerlo si observáramos nuestra naturaleza. En lugar de una actitud de cortar, sustituir y volver a coser, podríamos haber sabido mantener nuestra salud y curarnos fácil y rápidamente cuando fuera necesario. Pero estar sano no es lucrativo, así que nos enseñaron a dejar de escucharnos y a enfermamos.

No defiendo ser vegano; simplemente señalo que nos volvimos sordos a las necesidades naturales de nuestro cuerpo, que, por cierto, son muy pocas y no cuestan casi nada. Si estuviéramos más atentos, sabríamos qué plantas son buenas para qué problema y cómo mantenernos más sanos en general.

Vivimos dentro de la naturaleza; la naturaleza nos engendró, nos sostiene pero, cuando se trata de nuestra salud, no tenemos ni idea de cómo usarla para mantener o recuperar la salud. Es como si hubiéramos cortado el cordón umbilical que nos nutría y ahora intentamos sobrevivir desconectados de nuestra madre que nos sustenta y nutre.

Lamentablemente, donde la desconexión es más evidente, es entre nosotros. No sólo nos desconectamos de la naturaleza, sino que, ante todo, nos desconectamos unos de otros. Sufrimos de narcisismo moral, es decir, pensamos en lo que nos hacen sentir nuestras acciones, en lugar de en sus consecuencias para los demás. Así como tratamos cada órgano de nuestro cuerpo, como si fuera un sistema independiente, nos tratamos a nosotros mismos como individuos independientes de la sociedad en la que vivimos. El mismo enfoque que enferma a nuestra sociedad enferma nuestro cuerpo; estamos enfermos por dentro y por fuera.

Así que reconectarnos con la naturaleza es reconectar todo y a todos, sentir que todos somos partes de un sistema, que cuida a todas sus partes, incluidos nosotros. Pero sólo lo hace, si nosotros también lo cuidamos. Si queremos estar sanos, debemos sanar nuestra actitud social. Esto sanará nuestra sociedad, que, a su vez, sanará nuestro cuerpo y el mundo será un lugar sano y feliz para vivir.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News, Salud y bienestar
Un comentario sobre “La medicina, como la naturaleza la quiere
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Buen día . Me dan aliento a mi alma. Muchísimas gracias
    . Bendiciones infinitas 🙏 🌹

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*