Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Educación en tiempos del coronavirus

educación en tiempos del coronavirus comunicaciónUno de los mejores indicadores que podemos tener del estado de cualquier sociedad es su sistema educativo. Desde el comienzo de la Covid-19 y de la disrupción en el  sistema escolar, los fenómenos negativos que infestaban las escuelas penetraron en nuestro hogar y pusieron un espejo muy desagradable ante nosotros. Ahora experimentamos de primera mano, lo que nuestros hijos “aprendieron” en la escuela.

Sin un lugar para desahogar la agresión; la violencia doméstica y el lenguaje abusivo hacia padres y hermanos vulnerables, aumentó dramáticamente, los padres están atónitos ante lo que ven. Pero ahora entienden lo que sus hijos estuvieron viviendo durante años.  Ahora  mejor que nunca.

Si hay alguna lección que aprender de la pandemia en lo que respecta a la educación, es que el sistema educativo, sólo enseña valores negativos.

Sin embargo, ahora que vemos que nuestro sistema educativo es fundamentalmente defectuoso, espero que eso nos impulse a enmendarlo. Espero que entendamos, que el sistema educativo, ante todo, debe enseñar a los jóvenes a comunicarse positiva y constructivamente. Nadie, por inteligente que sea, podrá tener éxito en la sociedad actual a menos que sepa comunicarse de manera constructiva con los demás.

La comunicación constructiva requiere mucha práctica y una profunda comprensión de la naturaleza interdependiente de la sociedad. No podemos tener éxito en la vida si sólo pensamos en nosotros. Tampoco podemos tener éxito si nos olvidamos por completo de nosotros mismos. Actualmente, estamos inmersos en tendencias narcisistas y creemos que es legítimo ignorar los sentimientos de los demás y preocuparnos sólo por los nuestros. Si bien, puede ser agradable cuando lo hacemos, ocasiona soledad, depresión y ansiedad cuando otros lo hacen hacia nosotros. Por eso, el ensimismamiento no es un enfoque sostenible si queremos mantener una sociedad sana. El equilibrio es la clave.

Cambiar sólo el sistema educativo, no funcionará. No se puede esperar que los niños cambien si vuelven a una casa a una familia donde los padres inculcan el egoísmo. Es necesario que haya un esfuerzo general en la sociedad para cambiar el paradigma social. Ahora que vemos los resultados de un sistema educativo enfermo, espero que nos dé suficiente ímpetu para cambiar la forma en que operamos en todos los niveles de la sociedad. De lo contrario, los niños crecerán tal como fueron educados, se convertirán en padres ellos mismos y el círculo vicioso continuará con consecuencias cada vez mayores, hasta que la vida se convierta en un infierno en la tierra, si no es que ya lo hizo.

Construimos toda la tecnología para tener una vida próspera con abundancia para todos. La única razón de la miseria de la gente, es nuestra falta de educación, nuestra falta de responsabilidad mutua y nuestro excesivo ensimismamiento. Incluso la pobreza no es una maldición de arriba; es el resultado del descuido mutuo, la falta de educación de pobres y ricos. Cuando no entendemos que todos somos parte de la misma sociedad, cerramos nuestras puertas ante los demás, hasta que las calles se convierten en campos de batalla. Al final, ni ricos ni pobres disfrutarán viviendo en un país así. La educación hacia la responsabilidad mutua es el primer paso hacia la curación de la sociedad; lo demás, se arreglará después.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: News, Educación Integral, Comunicación
Un comentario sobre “Educación en tiempos del coronavirus
  1. Roberto Solís Noyola dice:

    Excelente reflexión doctor Laitman, la comparto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*