Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

La era del coronavirus: es hora de calmarse y repensar nuestras vidas

coronavirus nueva humanidad

Antes de que el coronavirus se convirtiera en un fenómeno mundial estábamos en un estado global muy peligroso.

Sentí que se disparaban las alarmas cuando la tensión global y la ansiedad alcanzaban un máximo histórico. Si se trataba de una deuda mundial cada vez más implacable o relaciones internacionales tensas, así como de enormes cantidades de contaminación, entre muchos otros problemas a escala personal, social, global y ecológica, sentí que nos dirigíamos desenfrenadamente hacia otra guerra mundial.

De una forma u otra, todas nuestras relaciones competitivas, incorrectas y egoístas que habíamos establecido alrededor del planeta necesitaban calmarse.

Entonces, de repente, aparentemente de la nada, vino el coronavirus. Surgió precisamente en un momento muy amenazante cuando todas las tensiones globales estaban a punto de estallar.

Por lo tanto, es mejor que las cosas hayan salido como están por el momento, y que no hayan resultado mucho peores.

Además, más allá de las teorías que se expanden sobre las causas del coronavirus, la fuerza suprema de la naturaleza guía a todos y a todo de una manera muy precisa y cuidadosa. En otras palabras, la naturaleza organizó nuestra salida de una manera muy exacta del terrible estado que estábamos enfrentando.

Nosotros, la humanidad, nos empujábamos a un callejón sin salida. Luego, con relativa suavidad, la naturaleza organizó un nuevo estado y una salida a nuestro enredo.

Y así es que hoy muchos de nosotros nos sentamos en casa sin nada que hacer. Las cosas artificiales y no esenciales con las que nos manteníamos ocupados desaparecerán rápidamente debido a que cada vez sentimos menos la necesidad de usarlas.

En cuanto a nuestras vidas, y las de nuestros hijos y nietos, sería prudente crear nuevos departamentos y equipos, tanto a nivel gubernamental como social, que se ocuparán de brindar una atmósfera de apoyo mutuo a la sociedad. Al hacerlo, todos sobreviviremos a través de esta nueva etapa única de nuestro desarrollo hasta que nos acostumbremos a una nueva forma de vida.

Espero que después de esta crisis, todos los países de las superpotencias que estaban flexionando sus músculos y extendiendo sus tentáculos por todo el mundo, financiera, militar e industrialmente, tales como los países de la Unión Europea, China, Estados Unidos, Rusia, Irán y otros, recuperarán la compostura y se normalizarán. Además, espero ver a la gente calmarse de todo el frenesí de viajes en todo el mundo.

Estoy seguro de que veremos tales fenómenos a medida que salgamos de esta era del coronavirus.

Estoy imaginando un mundo nuevo, uno en el que liberemos más y más espacio en nuestras mentes y corazones para considerar por qué estamos vivos, cuál es el significado de la vida y poner fin a todo el ajetreo.

Hasta que el coronavirus nos golpeó, éramos como niños pequeños corriendo de una esquina a otra de la habitación. 

De ahora en adelante, todo va a cambiar.

Nos volvimos más maduros y la naturaleza, como un padre disciplinador, nos señala con el dedo y nos dice: “¡Eso es suficiente! ¡Siéntate y piensa en lo que estás haciendo! “

Hemos entrado en una nueva era histórica en la que debemos detenernos y contemplar cómo y por qué vivimos nuestras vidas, que necesitamos refrescarnos y, después de ser más pacientes, avanzar con más introspección, experiencia y conocimiento sobre cómo vivir nuestras vidas de una manera más equilibrada entre nosotros y con la naturaleza.

Etiquetado con: ,
Publicado en: News
2 comentarios sobre “La era del coronavirus: es hora de calmarse y repensar nuestras vidas
  1. Considero que hay que dar gracias por todo lo que pasa, la tecnología hoy nos permite estar en cualquier parte para saber lo que sucede y dejar de hablar del famoso virus creo que es una forma de no alimentarlos, mas bien seguir pidiendo por todas esa almas que están partiendo para que su proceso pueda ser menos doloroso y darles la luz que necesitan. y por otra parte seguir en conexión con todos para que se despierten las mentes a fin de reformar conscientemente pensamiento, emociones y acciones, ponerlo en acción, para nuestra madre tierra. ejem, grupos para plantar árboles y enseñar la esencia y como sirve en todo su contexto.
    reag.

  2. Kennia says:

    El Mundo necesita crear un pensamiento conciente que le permita salir de la ignorancia y construir un nuevo sistema de garantía mutua y unidad , el Corona virus es el vehículo que enseñará y obligará a la población Mundial a despertar en una nueva Tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*