Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Igualdad, equidad y política de la identidad

política de la identidadLa política de la identidad está en todas partes, tanto en EUA como en Israel. La política de la identidad valora a la gente según su grupo étnico o religioso. Peor aún, los que simpatizan con la política de la identidad, dedican toda su atención a corregir los agravios, supuestamente infligidos a su propio grupo de identidad: negro, blanco, LGBTQ, musulmán, judío, asiático, masculino, femenino y otros innumerables grupos a los que se puede pertenecer. La política de la identidad exige justicia cuando, en realidad, engendra un odio que puede conducir a la guerra civil.

Cualquier política de identidad, ya se presente como tal o como parte de la Teoría Crítica de la Raza o interseccional, induce a fragmentar a la sociedad y la debilita, porque se centra en lo que separa a la gente, en lugar de en lo que la conecta. La unidad es la única forma en la que un país puede sobrevivir. Por eso, incluso cuando no podemos encontrar nada que nos conecte, deberíamos esforzarnos en crear conexión por encima de la separación. Deberíamos saber que cualquiera que presente  a la identidad, la raza o cualquier facción como más importante que la unidad, está luchando por la división y no aportará nada positivo ni al país ni a la facción que pretende representar.

Muchos judíos estadounidenses, por ejemplo, apoyan apasionadamente la Teoría Crítica de la Raza. Si no lo han hecho ya, pronto descubrirán que su ideología se vuelve contra ellos. No les servirá de nada afirmar que apoyan a las minorías oprimidas. El hecho de que se consideren blancos y privilegiados y más aún, que sean judíos, les perseguirá y no podrán escapar a las represalias.

Si los judíos quieren evitar otro episodio de persecución, deben cambiar su enfoque y pasar de definir el estatus social, por la raza, a definirlo por el cuidado. Mientras más se preocupen por la gente, sea quien sea, más deberían ser valorados. Necesitamos una sociedad con base en el cuidado y no en la raza y, no sólo en Estados Unidos o en Israel, sino en todo el mundo.

La equidad se convirtió en una palabra de moda entre muchos defensores de la política de la identidad. Pero la equidad es un pobre sustituto de lo que realmente existe: el cuidado genuino y la responsabilidad mutua. Cuando se tiene, no se necesita equidad, porque naturalmente   trataremos a todos con amabilidad. Si intentamos promover equidad, demuestra nuestro absoluto fracaso a la hora de formar una sociedad solidaria.

No tenemos que conformarnos. Si intentamos imponer equidad, sólo aumentaremos la división y el odio, no habrá equidad ni justicia. Pero, si alimentamos cuidado y preocupación mutuos, tendremos equidad, igualdad y ninguna preocupación por la identidad de nadie.

Etiquetado con: ,
Publicado en: News
Un comentario sobre “Igualdad, equidad y política de la identidad
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Muchas gracias 🌹 bendiciones infinitas 🙏🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*