Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

¿Estamos enfermos porque somos enfermos?

enfermos humanidad futuro empatía solidaridad

Un gato pasa corriendo por barricadas en llamas, durante una huelga de trabajadores metalúrgicos en Puerto Real, cerca de Cádiz, España, 24/nov/21. REUTERS/Jon Nazca

A veces siento que nunca aprenderemos a compadecer, a preocuparnos. En lugar de sentir compasión, nos volveremos tan alienados, que acabaremos con cada uno de los seres humanos, hasta que todos nos hayamos ido.

Si consideramos nuestra verdadera naturaleza, esto es lo que se supone que debe suceder. Cuando lo pienso, me vuelvo tan pesimista que creo que sería mejor convocar al plenario de las Naciones (patéticas y) Unidas y llegar al acuerdo de presionar el botón rojo al mismo tiempo y volarlo todo de una vez. Por lo menos, limpiaríamos la tierra de humanos.

Si ves el mundo, ves a todos -políticos, científicos, magnates,…- trabajando por un solo objetivo: destruir a los demás y no ser destruidos ellos mismos. No hay cura para nuestra enfermedad, porque nosotros mismos somos el patógeno. La humanidad está enferma porque tenemos el espíritu enfermo. Cuando nuestra mente es mala, todo lo que hacemos, decimos o pensamos es malo y también lo es el mundo que creamos. Cuando estoy de ese humor, lo único que quiero es quedarme dormido, olvidarme de todo y no despertar jamás.

Al mismo tiempo, no tengo más remedio que seguir haciendo lo que siento que se me asignó, mi misión: decirle al mundo que hay una forma totalmente diferente. Siento que debo despertar la consciencia de la gente, que vea que el sufrimiento no es obligatorio. Podemos vivir de forma muy diferente y estar en un estado opuesto al que tenemos hoy.

Debemos recordar que la naturaleza está formada por opuestos. Si hay negro, hay blanco; si hay oscuridad, hay luz y si hay un mal absoluto -y lo hay-, debe haber un bien absoluto. A pesar del pesimismo que a veces siento, sé que después de la oscuridad en la que estamos, vendrá la luz. Nos volveremos lo opuesto a lo que somos hoy.

Si no somos conscientes de que existe lo opuesto a la oscuridad, nos llevará más tiempo encontrarlo. Vendrá de una forma u otra, pero nuestros sabios nos dicen que no tenemos que hundirnos hasta el fondo, para llegar hasta la cima, si hacemos un esfuerzo concertado para llegar antes. Lo único que tenemos que hacer, es reconocer el mal en nuestra naturaleza, esforzarnos y orar para convertirnos en lo opuesto: ser totalmente amoroso y sentirnos totalmente amados.

Etiquetado con:
Publicado en: News
Un comentario sobre “¿Estamos enfermos porque somos enfermos?
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Gran verdad!!! Si algo me ha llevado a vivir con amargura es la ira solo podía detenerme consumiendo lo que me anestesiara para no cometer peores errores. Es una lucha diaria que solo a través de la meditación y oración logro momentos de paz. Muchas gracias 🌹 Dios los bendiga grandemente 🙏🌹🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*