Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

¿Está la humanidad preparada para el próximo desastre nuclear?

desastre nuclear catástrofesHace una década, el terremoto más fuerte jamás registrado en Japón, desencadenó un tsunami que golpeó la planta nuclear de Fukushima,  mató a más de 18,000 personas y devastó pueblos enteros por fuga de radiación. Hoy, el mundo se pregunta qué aprendimos para evitar futuras catástrofes. Por desgracia, nada. En lugar de disminuir los riesgos potenciales, el mundo está aumentando su guerra con una visión miope y peligrosa. En lugar de confrontación global, urgentemente necesitamos construir una conexión humana que sea el arma más poderosa para lograr paz y seguridad.

Fukushima fue el peor desastre nuclear desde Chernóbil, pero parece que esta catástrofe no dejó una marca especial en la conciencia del mundo. Y cabe preguntarse, ¿Qué se puede hacer contra las fuerzas de la naturaleza? Finalmente, los japoneses son un pueblo especial que, laboriosamente, ha construido un país próspero, a pesar de duros golpes que ha superado con éxito. No cabe duda de que también se recuperará de este golpe.

Por otra parte, no vemos que lo que sucede en ciertas partes del mundo, también puede repercutir en nosotros.

Eventualmente lo hará, pues el planeta Tierra es redondo y funciona como un complejo sistema de dependencias, relaciones e interacciones. De hecho, si fuéramos conscientes de nuestra interconexión, aprenderíamos de los difíciles acontecimientos que ha sufrido la humanidad y estaríamos dispuestos a cambiar nuestra actitud y acciones egoístas, en beneficio mutuo.

Sin embargo, la humanidad en general, no ve las catástrofes ni los conflictos pasados como experiencias para aprender. El mundo ha sido golpeado por múltiples accidentes nucleares y por dos guerras mundiales, pero nada ha cambiado. Han pasado diez años desde la catástrofe nuclear de Fukushima y todavía hay más de 414 reactores nucleares en funcionamiento, en 32 países. Suministran una décima parte de la electricidad mundial, pero si hubiera una verdadera intención por parte de los países, de deshacerse de los reactores nucleares para evitar y mitigar los peligros y amenazas, ya habrían buscado alternativas.

La tecnología nuclear es controvertida pero no puede ser catalogada como mala ni alabada como buena, porque la cuestión principal es cómo se utiliza, la dosis y la intención que hay detrás.

Una estimación global revelaría que no necesitamos la actual explotación temeraria de los recursos naturales en aras de un beneficio inmediato, que nos afecta a largo plazo. Si fuéramos conscientes, limitaríamos nuestros sistemas de producción únicamente a lo que es esencial para nuestra existencia.

Si no nos decidimos, si no tenemos una visión amplia del futuro y si no ponemos en marcha un programa de educación internacional que nos haga tomar conciencia de nuestro comportamiento engañoso, no tendremos éxito. Y mientras el mundo sigue con sus negocios como de costumbre, el siguiente golpe llegará inevitablemente, forzará a la humanidad hacia la introspección.

Los «Nuevos Acuerdos Verdes» propuestos por múltiples países promueven justicia social y equidad con el medio ambiente. Aunque hay algunas medidas positivas detrás de esas propuestas, sólo están desviando la atención del problema principal. El ser humano es la fuerza más dañina de la naturaleza, incluso más que una bomba nuclear, así que lo que hay que arreglar es precisamente la naturaleza humana.

El odio mutuo se desborda a todos los niveles, entre personas, países y dentro de la sociedad.

La humanidad actúa en dirección opuesta a la naturaleza, que es equilibrada y armónica. Nosotros, en cambio, nos alejamos unos de otros, desarrollamos medios sofisticados para la destrucción mutua. El efecto exponencial de esta división dentro de la humanidad es lo que provoca guerras y crisis mundiales.

Si no logramos implementar un cambio en nuestro enfoque egoísta, seguiremos por el camino del sufrimiento prolongado. Por eso, tenemos que percibir la forma corrupta en la que nos relacionamos con los demás y construir nuevas relaciones positivas de coexistencia pacífica dentro de la sociedad. El escenario global actual nos insta a elegir un camino más civilizado, agradable y sabio, un camino de apoyo y cuidado mutuo, que irradie en el mundo entero como la fuerza más poderosa de la Tierra.

Etiquetado con:
Publicado en: News
Un comentario sobre “¿Está la humanidad preparada para el próximo desastre nuclear?
  1. Rosa Maria Lomeli Delgado dice:

    Ojalá respondieramos de manera diferente, si todo esto que estamos viviendo creemos en la «barita mágica. La vacuna» sin un despertar espiritual-conciencia. De nada sirve 😔 x lo pronto se que la decisión es de cada uno. 🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*