Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

El problema sistemático de la depresión, requiere una solución sistemática

depresión salud mental propósito

Tabletas de hidrocodona a base de opioides para la depresión en una farmacia en Portsmouth, Ohio, 21/jun/17. REUTERS/Bryan Woolston

Desde hace décadas, la depresión ha sido un problema creciente en el mundo industrializado, pero se disparó desde el inicio de la pandemia. Las tasas de mortalidad por abuso de sustancias, suicidio y violencia armada, crecieron. La ansiedad es un problema importante y la ayuda profesional es demasiado costosa o no está disponible por falta de personal o, ambas cosas. En ese estado, se requiere un esfuerzo sistemático y concertado. Podemos usar los medios de comunicación y transmitir mensajes tranquilizadores y consejos a gente necesitada, para salvar muchas vidas y para mejorar la situación de innumerables personas.

En todo el mundo, la gente se hace preguntas críticas sobre el significado de la vida. Su incapacidad para responder a estas preguntas la deja con la sensación de falta de propósito y si no tiene un propósito en la vida, siente que la vida misma no tiene propósito. Esta es la causa detrás del creciente deseo de escapar, expresado en innumerables formas: deportes extremos, fundamentalismo religioso, abuso de drogas y suicidio.

Para el hombre, comer, beber, dormir y aparearse no cuenta como vivir. Vivir es saber la razón por la que estamos aquí en este planeta. Si no lo sabemos, no sentimos que estamos vivos ni que nuestra vida tiene valor y, puede tener consecuencias horrendas.

Si sólo unos pocos se sienten así, pueden acudir con profesionales para que les ayuden a aliviar su dolor, hasta que encuentren su propósito en la vida. Pero cuando tanta gente sufre esa angustia, el sistema se abruma y se necesita un nuevo enfoque. En lugar de llenarnos el cerebro con mensajes que nos hacen comprar y vaciar el bolsillo y lo más importante, nuestro corazón, los medios de comunicación, en todas sus formas, deben difundir mensajes que ayuden a resolver nuestra situación.

No es imposible; es cuestión de determinación del gobierno y de que los medios comprendan que la situación, pronto se saldrá de control. En estado de emergencia, debemos actuar en consecuencia y, ciertamente estamos muy cerca de uno.

Hay muchas formas en las que los medios pueden aliviar la creciente miseria de la gente, pero la más efectiva es revertir su tendencia a enfrentarla y tratar de alentarla a comunicarse con otros. Innumerables estudios han demostrado que la solidaridad y la cohesión en la sociedad ayudan a mitigar o incluso resolver la mayoría de los problemas sociales, económicos y médicos. Por tanto, si los medios ofrecen un «tratamiento colectivo» y emiten contenidos que animen a la gente a acercarse, resolverán la mayoría de los problemas existentes.

Se dice: «Un dolor compartido es la mitad del dolor». Es muy cierto. Compartir y conectar con otros, es una forma segura de unir los corazones y sanar nuestros males. Por eso, mientras más trabajemos en solidaridad, más pronto resolveremos los desafíos sociales y emocionales.

Etiquetado con: ,
Publicado en: News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*