Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Tres leyes de la naturaleza que todos deberíamos conocer

educación integral leyes naturales

La Enciclopedia Británica define la educación como “transmisión de valores y conocimiento acumulado de una sociedad. La educación está diseñada para guiar [a los niños] en el aprendizaje de su cultura, moldear su comportamiento en la edad adulta y dirigirlos hacia su eventual papel en la sociedad”. Pero para encontrar esa definición, tienes que desplazarte hacia abajo de la página. La enciclopedia comienza la entrada a la educación al declarar que es una “disciplina que se ocupa de los métodos de enseñanza y aprendizaje en las escuelas o entornos escolares”. Esta es la interpretación predominante de educación y es muy desafortunado para todos que nos hayamos olvidado del significado real de la palabra.

Por eso, me gustaría ofrecer una definición concisa y que sea mucho más que la acumulación de nociones que están aquí hoy y desaparecen mañana. La educación de la que hablo se llama “Educación Integral” (EI), donde “integral” significa holista, completa. Según la definición de la Educación Integral, “La educación es el proceso de adaptación del hombre a las leyes de la naturaleza”.

La Educación Integral no enseñará modales sociales; no enseña maneras en la mesa ni otras normas. La EI enseña a sincronizarse con las leyes que rigen la realidad. Mientras que la educación regular se esfuerza por adaptar al individuo a la sociedad, la EI se esfuerza por adaptar la sociedad humana a la naturaleza. En el proceso, se aprende la integralidad de la naturaleza en la que todo está conectado, qué significa para cada uno y para todos como sociedad y cómo y qué debemos adaptar en nuestra vida para ser congruentes con la naturaleza y lograr confianza y felicidad duraderas.

Hoy, la naturaleza se manifiesta como el sistema cerrado que nos rodea. Es más evidente en la forma en que el coronavirus surgió como pandemia en semanas, pero también fue evidente en la rápida propagación de las protestas antirracistas y básicamente, en todas las tendencias y fenómenos que se manifiestan hoy. Esta omnipresencia de los fenómenos es la forma en la que la naturaleza dice que todo está conectado, es integral y somos responsables unos de otros, nos guste o no. Si lo entendemos, alcanzaremos un nivel completamente nuevo de existencia. Si no lo entendemos, es posible que no sobrevivamos como especie.

Según la Educación Integral, podemos dividir las leyes de la naturaleza en tres leyes básicas:

La primera y más importante es la “ley de la integralidad”, que establece que todas las partes de la naturaleza constituyen un sistema único e interconectado.

La segunda es la “ley de complementación mutua”. Es decir, que todas las leyes que parecen contradictorias en realidad son complementarias en su interacción.

La tercera establece que “Todo en la naturaleza inevitablemente obedece estas leyes, excepto los humanos” que pueden seguirlas sólo de acuerdo con su nivel de desarrollo y de acuerdo con su libre albedrío.

Potencialmente, el hombre es el cenit de la creación. El hombre no es sólo un elemento en la creación integral, sino que tiene el potencial de aprovecharlo al máximo. Sin embargo, es sólo en potencia. Antes de recibir la educación adecuada, que fomenta esta percepción, el hombre está en el punto más bajo de la creación: el elemento más vil, ignorante y nocivo de la creación. Pero, el hombre a propósito fue creado en esa ignorancia y conscientemente, debe adquirir la integridad de la naturaleza. Tiene que pasar de la profundidad de la separación a la altura de la conexión, y podrá apreciar la belleza, la sutileza y el verdadero significado de la integridad de la naturaleza. Cuando alcance esa conciencia, se considerará que se “graduó” y obtuvo su “título” en Educación Integral. Esa persona nunca se sentirá sola, débil, insegura o infeliz, pues logró la meta final de la vida: la conexión con toda la realidad.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News, Educación Integral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*