Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

¿Quién le da el derecho?

el derechoUna vez a la semana, el cineasta Semion Vinokur me entrevista en un programa llamado Novosti («Noticias de actualidad» que pueden ver en mi canal de Facebook). En el programa, Semion pregunta sobre temas de actualidad y presenta comentarios de los espectadores. En uno de los programas, presentó una pregunta conmovedora, de un espectador que se hace llamar Ella. A continuación, se muestra la transcripción traducida en las preguntas que hace Semion y mis respuestas.

Pregunta: Ella escribe: Escucho sus clips donde dice que sólo los judíos pueden cambiar el mundo, ¿por qué le da esa responsabilidad en su pueblo? Y ¿quién le dio el derecho de hacerlo? Por favor responda mi pregunta y no me diga que está escrito en la Torá.

Respuesta: El método para corregir al mundo está en los judíos. Nos fue dado hace miles de años.

Pregunta: Vea, ¡sólo hace que nos noten!

Respuesta: ¿Podemos hacerlo más de lo que hemos sido notados a lo largo de la historia?

Pregunta: Sí, pero ¡eso nos trae resentimiento!

Respuesta: Lo comprendo, pero es mejor entender la verdad y saber, precisamente, porque eres odiado. En otras palabras, acepto la conclusión y digo: “Sí, tienen razón, el problema es nuestro, nosotros tenemos la culpa”.

Pregunta: O sea ¿no podemos huir?

Respuesta: No, no. Aunque matarnos, tampoco hará las cosas más fáciles para el mundo; es mejor escuchar y reflexionar en cómo podemos usar esta verdad eterna.

Pregunta: No hay prueba de lo que dice.

Respuesta: Si nosotros, Israel, hacemos lo que debemos hacer, habrá pruebas.

Pregunta: Pero mientras tanto, para mucha gente son sólo palabras.

Respuesta: Por supuesto, por otro lado, pueden decir: «Oh, por eso los odiamos, quiere decir que tenemos razón en odiarlos».

Pregunta: Pero ¿qué pasa si alguien no odia a los judíos? Mucha gente no odia a los judíos y básicamente les decimos: «¡Tienes que odiar a los judíos!». Hacemos muchos videos de estos con usted y la respuesta siempre es en la misma línea: “¿Elegido? ¿el pueblo elegido? ¿quién le da el derecho? ¿por qué está tan seguro?

Respuesta: Pero ellos mismos lo dicen, ¡toda la humanidad! La humanidad tiene una actitud especial hacia los judíos, una opinión especial, una demanda especial. Este asunto ha estado con nosotros por miles de años; es hora de dejar de cubrirlo y de fingir que no existe.

Pregunta: Y ¿qué debe hacer un no judío si quiere escucharlo?

Respuesta: Simplemente debe escuchar lo que digo.

Pregunta: ¿Incluso si no es judío?

Respuesta: No importa si es judío o no.

Pregunta: ¡Pero usted dice que los judíos tienen que hacer algo específico!

Respuesta: Así es. los judíos deben saber qué los distingue y en consecuencia, revelar su singularidad a las naciones del mundo. Y junto con las naciones, deben buscar transformar a la humanidad, a la naturaleza, a todo lo que existe.

Pregunta: ¿Transformar de qué y en qué?

Respuesta: Transformar el ego absoluto de la humanidad que vemos hoy, en su opuesto, en conexión.

Pregunta: ¿Es esta la misión de los judíos?

Respuesta: Precisamente.  Está en manos de los judíos.

Pregunta: ¿Qué pasa con las otras naciones?

Respuesta: Las naciones del mundo deberán escuchar lo que dicen los judíos, porque tal vez ellos [los judíos] tengan razón, tal vez esto es lo que puede salvarnos.

Pregunta: Pero muy pocos judíos hablan de conexión y de cambiar su naturaleza; la mayoría de los judíos no dice nada de eso.

Respuesta: La mayoría no conoce su responsabilidad ni entiende su misión; es como los demás.

Pregunta: ¿Su tarea es conectarse y presentarlo al mundo?

Respuesta: Sí.

Pregunta: Está bien, seguiremos discutiéndolo, como siempre; tal vez escuchen, tal vez no.

Respuesta: Escucharán, seguro.

Pregunta: ¿Qué le da tanta esperanza?

Respuesta: Tengo esperanza en que el mundo no cambiará así como así. No hará una transición instantánea a un nuevo estado. Pero al final, la naturaleza obligará a las naciones del mundo y principalmente a los judíos, a pensar en lo que realmente significa corregir el mundo, a dónde debemos llegar, en primer lugar, los judíos.

Pregunta: Claro, pero no es simple.

Respuesta: No es sencillo, pero nos estamos quedando sin tiempo.

*Para explicaciones más elaboradas sobre el papel del pueblo judío en el mundo, consulta mis libros, Como un Manojo de Cañas: Por qué la unidad y la responsabilidad mutua están hoy en la agenda del día y La elección judía: Unidad o antisemitismo, Hechos históricos sobre el antisemitismo como reflexión sobre la desunión social entre judíos.

Etiquetado con:
Publicado en: Judíos, News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*