Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

¿Por qué suceden cosas malas?

problemas sufrimientos cosas malas

Cuántas veces en nuestras vidas nos hemos preguntado: «¿Qué he hecho yo para merecer esto?» «¿Por qué tengo estos problemas?». Uno puede ser despedido de su trabajo, tener una grave enfermedad o sufrir la pérdida de un ser querido, y entonces comienza a preguntarse cómo puede recibir respuesta a estas cuestiones tan sentidas.

A veces, después de haber dado lo mejor de uno mismo, todo sale mal y no vemos claro por qué es así. Entonces, ¿cuál es la conexión entre nuestras acciones y los resultados que experimentamos en la vida?

Vivimos en un mundo paradójico en el que un criminal puede llevar una hermosa vida mientras que un simple trabajador, que gana el pan con el sudor de su frente, sufre. Y nos preguntamos cómo puede ser la vida tan injusta.

Todos nosotros existimos dentro una vasta e intrincada red de conexión, y nuestra incapacidad para comprender tales contradicciones en la vida proviene del hecho de que no sentimos el alcance total de nuestra interdependencia. No percibimos la reacción en cadena de gran alcance que nuestra influencia provoca en el mundo, ni tampoco sentimos de forma clara y directa las consecuencias de nuestras acciones.

Sin embargo, cada aspecto de nuestro comportamiento y pensamientos –ya sea consciente o inconscientemente– afecta al sistema de la naturaleza en el que vivimos y desencadena una respuesta. Lo que ocurre es que sencillamente no somos capaces de conectar los puntos y entender exactamente por qué las cosas suceden de la manera en que lo hacen.

Cómo influyen tus acciones pasadas en tu futuro

En la vida, a menudo buscamos en las acciones pasadas cuando, en un futuro, nos encontramos con experiencias negativas. Pero el tratar de conectar los puntos de ese modo es un enfoque simplista e incorrecto que no toma en cuenta numerosas variables.

Las dificultades sirven para que se despierten profundas preguntas sobre su causa y su propósito, para que deseemos ver más allá de nuestra reducida e individualista percepción del mundo y que tratemos de descubrir el verdadero estado integral en el que existimos. Cuanto mayor sea el sufrimiento, más predispuestos estaremos a igualarnos al sistema de la naturaleza –interdependiente e interconectado– en el que vivimos. Cuando comencemos a descubrir la amplitud de este sistema, veremos el tipo de influencia que tenemos sobre la realidad y qué acciones pueden considerarse buenas o malas. 

Actualmente, evaluamos nuestras vidas de acuerdo con una percepción muy limitada y lineal. Hasta que no desarrollemos una nueva percepción de la integralidad de la naturaleza, seguiremos avanzando en círculos, acumulando cada vez más dolor. En cierto sentido, somos como un niño que solamente come dulces porque eso es lo más agradable, sin comprender el daño que le estamos causando a nuestro cuerpo y que, tarde o temprano, nos pasará factura.

Cómo lidiar con situaciones difíciles

Entonces, ¿qué debemos hacer cuando experimentemos distintas formas de sufrimiento? En primer lugar, no debemos culparnos ni atormentarnos. Tampoco debemos escarbar en el pasado para ver qué es lo que hicimos nosotros u otros para causar ese sufrimiento. En vez de eso, debemos aceptar la inevitabilidad de la situación y utilizar la pregunta sobre la causa de ese sufrimiento para aumentar la conexión con nuestro entorno. Para que esto suceda, es preciso estar en una sociedad solidaria, con personas que también quieran elevarse a una comprensión mayor de la vida. Tal como explica la sabiduría de la Cabalá, esa es la única forma de influir positivamente en el mundo: encontrar un grupo de personas con ideas afines y comenzar a unirse a ellos.

Bajo esa nueva percepción, comprobaremos cómo nuestra cada vez mayor unidad nos lleva a un mayor equilibrio y armonía con la naturaleza, amplificando nuestra felicidad, confianza y bienestar. En otras palabras, la causa de cualquier problema en la vida es nuestra percepción incompleta e incapaz de ver cómo estamos conectados entre nosotros de forma interdependiente.

Con esa percepción mejorada de la realidad, que además coincide con la conexión existente en la naturaleza, cada situación la percibiremos como buena, ya que entenderemos lo que nos sucede a cada momento como un medio para elevarnos por encima de una situación concreta y revelar la fuerza de la conexión: la fuerza del amor y el otorgamiento que rige en la naturaleza. Todos lo que sucede en nuestras vidas, y lo que ha sucedido a largo de la historia de la humanidad, nos conduce hacia el cumplimiento de esa noble meta.

Publicado en: News
Un comentario sobre “¿Por qué suceden cosas malas?
  1. Mirian says:

    El ser humano evalúa todo conforme a lo material al dinero a los bienes que posee y ese es un tema que siempre va a mover sus emociones a conectarse con lo negativo con los pensamientos equivocados que afecta su vida con enfermedades enemistades y hasta en muchos casos la muerta siendo que todo lo que nos pasa tiene un bien oculto y realmente si estamos preparados para avanzar en el gran amor del Creador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*