Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

La tarea que enfrenta la humanidad

humanidad

Un manifestante con una bandera colombiana, pasa frente a una barricada hecha de llantas en llamas, mientras la gente choca con la policía colombiana, antidisturbios (ESMAD) en la carretera que conecta Cartago, Valle del Cauca con la ciudad de Pereira, Risaralda, Colombia 11/jun/21 Foto de Sebastián Osorio / Long Visual Press / ABACAPRESS.COM

Hay innumerables tareas a las que se enfrenta la humanidad: tenemos que compensar nuestra influencia negativa sobre el clima, asegurarnos de que todos tengan agua potable, atención médica mínima y alimentos básicos. También tenemos que atender a los millones o miles de millones de personas oprimidas en el mundo, a la creciente desigualdad entre los que tienen y los que no tienen, a la depresión de tantas personas que parecen tenerlo todo, pero que no encuentran satisfacción en vida y mucho más, ¿Cómo podemos hacer frente a todos esos problemas? La respuesta corta es «¡No podemos!» La respuesta (un poco) más larga es «No podemos porque tratamos los problemas por separado en lugar de buscar su raíz común. Si nos ocupamos de esto, los resolveremos todos y rápido.»

Hasta ahora, no he visto a nadie que busque seriamente la causa raíz de lo que sucede. ¿Puede ser que todos nuestros problemas, sociales, emocionales, ambientales y políticos, no tengan nada en común? Es decir, lo único que obviamente les es común es el hombre, pero ¿Qué tiene el hombre que está causando estos problemas? ¿hay diferentes cosas en nosotros que causan los diferentes problemas o se derivan de un defecto en la raíz?

Lo que he aprendido en ciencia y en Cabalá, es que todo está conectado. La cibernética, el campo de la ciencia que estudié, enseña cómo lidiar con los sistemas. Se relaciona con todo como un sistema cuyas partes están interrelacionadas y son interdependientes. La sabiduría de la Cabalá dice exactamente lo mismo. Por eso, la conclusión natural debería ser que el problema está en el sistema en el que vivimos, el sistema que nos conecta a todos.

En otras palabras, si arreglamos las conexiones entre las partes del sistema, el sistema funcionará bien, logrará equilibrio u homeostasis, para usar un lenguaje más científico y nuestra vida funcionará sin problemas. La causa fundamental de nuestros problemas, no está en cada parte individual, sino en las conexiones entre ellas.

Actualmente, estas conexiones son negativas. Es decir, que las partes se esfuerzan por desconectarse o hacerse cargo del sistema. Si tomamos nuestro cerebro como ejemplo, sería como si una neurona intentara desconectarse de las demás o dominarlas ¿es funcional un cerebro así?

La humanidad es el cerebro del mundo en el que vivimos. Pero, somos tan disfuncionales como el cerebro del ejemplo que acabo de dar; por eso, nuestro planeta y nuestra vida se ven tan deprimentes. Si queremos cambiar el mundo en el que vivimos, cambiar nuestra sociedad y cambiar nuestro futuro, del miserable que nos aguarda actualmente, a un futuro glorioso que podemos tener, debemos enmendar nuestras conexiones. Y dado que son nuestras conexiones las que tenemos que arreglar, sólo podemos hacerlo juntos, con la decisión unida de cambiar. Mientras mayor sea el número de personas que comprendan la gravedad del problema de nuestras conexiones negativas, más querremos cambiarlas. Y mientras más queramos cambiarlas, más fácil será lograr conexiones positivas.

Por eso, hay dos etapas en el proceso de curación: 1. Conciencia, 2. Sanación. Actualmente, no hay suficiente gente consciente de la causa singular de nuestros múltiples problemas. Por eso, nuestra tarea principal en este momento es hacer correr la voz de que al transformar nuestras conexiones de negativas a positivas, cambiaremos el mundo y cambiaremos nuestra vida. Una vez que suficiente gente lo entienda, comenzará la etapa 2 y será mucho más fácil y rápida que la etapa 1.

Etiquetado con: ,
Publicado en: News
Un comentario sobre “La tarea que enfrenta la humanidad
  1. Rosa María Lomeli Delgadorelac dice:

    Efectivamente!!! Muchas gracias 🌹 Dios los bendiga grandemente 🙏🌹 estoy en la mejor disposición del cambio de cada día enfrentar la batalla con el mounstro obstinado y terco del ego. No me voy a rendir. Hoy tengo la máxima ayuda Dios-universo. Ustedes. 🙏🙏🙏🙏🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*