Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

La muy importante misión del nuevo presidente

presidente Israel antisemitismo gobiernoEl nuevo presidente del Estado de Israel, יצחק (בוז’י) הרצוג – Isaac Herzog, tiene una misión muy importante, no sólo para el Estado de Israel, sino para los judíos de todo el mundo y de hecho, para el todo el mundo. En su discurso de toma de posesión, el 7 de julio de 2021, hizo dos anuncios muy importantes: Primero, al hablar de la sociedad israelí, Herzog tocó la división que se ha extendido por toda la sociedad. En lugar de odiar a quienes riñen con nosotros, Herzog sugirió que si no fuera por ellos, no nos desarrollaríamos ni creceríamos. En sus palabras, “Debemos dejar de ver nuestras diferencias como obstáculo; son la fuente de nuestra fuerza. Gracias a ellas, el poder israelí se revela en toda su intensidad. Pues, no seríamos lo que somos sin la amplia gama de diversidad humana e ideológica que está reunida aquí”. Herzog también agregó: “Todavía creo en nosotros. Creo que podemos … Elijamos cada día. Elegiremos ganar juntos y no, ganarnos unos a otros. Elegiremos ser amables, apagar el fuego y el odio con el espíritu israelí, ser abundantes en nuestro amor… estar unidos…Elegiremos despedirnos del cisma que nos está destruyendo. Todos juntos».

Luego, Herzog habló de la plaga del antisemitismo. Dijo: «En mi papel de presidente del Estado, me comprometo a … ayudar en la batalla contra el antisemitismo y el odio a Israel».

En la superficie, parece no haber conexión entre los dos desafíos que señaló Herzog, a saber, la unidad judía y el odio a los judíos. En realidad, ambos están entrelazados y el último no se puede resolver sin primero, resolver el primero.

A lo largo de los siglos, nuestros sabios han vinculado nuestra unidad con prosperidad y nuestra división con decadencia. Este domingo conmemoramos el 9 del mes hebreo de Av, fecha en la que ambos Templos fueron destruidos. Como todo judío sabe, aunque los templos fueron destruidos por ejércitos extranjeros, su éxito fue posible gracias al declive judío: de unidad a odio, burla y finalmente, aniquilación mutua.

Es más allá del alcance de este breve artículo, citar las innumerables fuentes judías que hablan de la importancia suprema de nuestra unidad, pero le aconsejaría calurosamente al nuevo presidente, que, por su validez, se refiera a ellas, pues respaldan cada palabra de su discurso.

Como escribí antes, la unidad judía es importante, no sólo para el bienestar de los judíos; es importante para el mundo. El que esté familiarizado con las raíces del pueblo judío, sabe que nuestros antepasados ​​venían de varias naciones de la antigua Mesopotamia, que no eran un clan orgánico ni una tribu convertida en nación, también sabe que al pie del monte Sinaí, nos unimos “como un hombre con un corazón” y recibimos la responsabilidad de ser ejemplo de unidad. Poder ver que nuestras diferencias son la «fuente de nuestra fuerza», como dijo Herzog, de hecho, fue lo que nos hizo especiales en ese momento y como dijo, «ver las diferencias entre nosotros como obstáculo, siempre fue causa de nuestra caída”.

Aquí también, recomendaría encarecidamente que se refiera a nuestras propias fuentes por su validez. Por ejemplo, en la porción Ajarei Mot, El libro del Zóhar dice sobre nuestra unidad/división y su importancia para el mundo: “’Mira qué bueno y qué agradable es que los hermanos también se sienten juntos’. Estos son los amigos que se sientan juntos y no están separados unos de otros. Al principio, parecen gente en guerra, deseando matarse entre sí… luego vuelven a estar en amor fraternal … Y ustedes, los amigos que están aquí, como antes estaban en cariño y amor, de ahora en adelante tampoco se separarán unos de otros … y por su mérito, habrá paz en el mundo».

Nuestros sabios siempre supieron que es cierto y escribieron sobre esto a lo largo de nuestra historia. Ramjal, en su comentario sobre la Torá, escribió al respecto, el libro Kol Mevaser también hizo énfasis, pero quizás uno de los escritores más elocuentes sobre la misión de Israel en los tiempos modernos fue el gran Rav Kook. En Orot HaKodesh, escribió: «Ya que fuimos arruinados por el odio infundado y el mundo se arruinó con nosotros, seremos reconstruidos por el amor infundado y el mundo será reconstruido con nosotros».

De hecho, cuando reconstruyamos nuestra nación con unidad y amor, no habrá guerras en el mundo y ciertamente no habrá antisemitismo.

Para obtener una explicación más detallada, consulta el enlace: Como un Manojo de Cañas: Por qué la unidad y la responsabilidad mutua están hoy en la agenda del día

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Antisemitismo, Judíos, News
Un comentario sobre “La muy importante misión del nuevo presidente
  1. Rosa María Lomeli Delgadorelac dice:

    Muchas gracias 🌹 por sentir unidad con ustedes 🙏🙏🙏🙏 bendiciones infinitas 🙏🌹

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*