Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

La arrogancia es una trampa peligrosa

arrogancia Israel

[Primer ministro israelí Benjamín Netanyahu y Ministro de Salud Yuli Edelstein con el ciudadano israelí número 5 millones en recibir la vacuna Pfizer-Biontech Coronavirus (COVID-19), Tel Aviv, Israel, 8/mar/21. Miriam Alster / Pool via Reuters]

Parece que todo va bien para Israel: más de la mitad del país fue vacunado; los lugares de trabajo y de entretenimiento se están abriendo; acabamos de firmar tratados de paz (normalización) con cuatro países árabes y parece que habrá más. Y firmamos un acuerdo con EAU, que invertirán 10 mil millones de dólares en proyectos en Israel. Parece que nunca hemos estado mejor, como si nada pudiera detenernos.

Esta es una falacia peligrosa. ¡Todo puede detenernos! No nos damos cuenta de la red de fuerzas en las que estamos y celebramos como si no hubiera un mañana, cuando de hecho, el menor movimiento en estas fuerzas invisibles puede voltear todo contra nosotros.

Además, a pesar de los grandes números, pocos están disfrutando de la marea. Las compañías de alta tecnología, las grandes corporaciones y otros países son los principales beneficiarios de la bendición, a la gente promedio le llega muy poco o no le llega.

Por eso, cuando veo el futuro, no veo bonanzas. Justo cuando pasamos por la crisis de salud del coronavirus, tendremos otra crisis en la sociedad. Ya está comenzando y es global, particularmente en Europa con el mercado común, pero también vendrá a Israel.

Como resultado, sentiremos nuestra dependencia a estas fuerzas naturales invisibles, que no nos dejan administrar nuestra economía ni nuestra vida y que dependamos de nuestras relaciones para nuestro éxito. Y dado que nuestras relaciones son negativas, la economía y la sociedad están fallando. Es una lección que aún tenemos que aprender y muy profundamente.

Una vez que la aprendamos, entenderemos que una economía exitosa debe confiar en conexiones sólidas y positivas entre los miembros de la sociedad. Además, la economía debe fortalecer estas conexiones. Al final, redefiniremos el éxito económico y determinaremos que una gran economía, es una donde todos disfrutan de lo que hay y disfrutan aún más, porque están en una nación solidaria y unida. Un país cuya economía tiene éxito sentirá que la sociedad es una familia, ¿Qué más necesitamos?

Etiquetado con: ,
Publicado en: Judíos, News
Un comentario sobre “La arrogancia es una trampa peligrosa
  1. Rosa Maria Lomeli Delgado dice:

    Buen dia. Muchas gracias. Dios los bendiga grandemente 🌷

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*