Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

El caso del pensamiento paradójico

pensamiento paradójicoEl pensamiento paradójico está siendo promovido por varios sistemas, como el educativo y varias organizaciones avanzadas. Nos sentimos cómodos cuando los asuntos son inequívocos, pero resulta que la capacidad de mantener ideas en conflicto, desarrolla la mente del hombre de manera muy efectiva. El pensamiento paradójico contribuye a la salud mental, al desarrollo mental y construye una mejor sociedad en general. Pero, ¿Cuál es el nivel más alto de pensamiento paradójico que podemos lograr? Examinemos algunas ideas.

Cuando estamos confinados a un sistema de pensamiento, las contradicciones nos confunden y creamos colisiones internas. Alternativamente, cuando desarrollamos un doble sistema de pensamiento, podemos mantener un pensamiento en un sistema y ​​otro totalmente opuesto en el otro. Esto permite que simultáneamente existan opuestos dentro de nosotros, ya que cada pensamiento está en un sistema diferente. Así, nuestro desafío es saber cómo construir un sistema adicional de pensamiento. Es lo que estudia la sabiduría de la Cabalá.

Imagina que hay pequeños insectos que no captan la dimensión de la altura y viven de acuerdo con su percepción de la superficie. Pueden ir de lado a lado en su espacio, pero no hacia arriba ni hacia abajo. En relación con ellos, tenemos otro nivel de percepción. De manera similar, una persona que vive en un sistema de pensamiento siente el mundo de manera muy diferente de alguien que vive en dos sistemas de pensamiento.

Una cosa es entender esta noción, lograrlo es un asunto diferente. Para hacerlo, debemos despertar las fuerzas evolutivas que desarrollarán ese sistema dentro de nosotros. Realmente no podemos saber qué son estas fuerzas y en realidad, no lo necesitamos. Es suficiente querer desarrollarlas para que actúen en nosotros. El truco, si lo deseas, es saber acercarse a esa fuerza evolutiva y hacer que se construya en nosotros ese sistema avanzado.

Un buen ejemplo de un ejercicio para construir un sistema doble es la historia bíblica de Isaac. Dios le dijo a Abraham sobre Isaac, “por Isaac, tus descendientes serán nombrados” (Génesis 21:12), Es decir, Isaac iba a tener hijos y a continuar la dinastía de Abraham. Por otro lado, Dios dijo a Abraham: “ofrécelo … como ofrenda ardiente” (Génesis 22: 2), eso evitaría la continuación de la dinastía de Abraham, ¿cómo se puede reconciliar estas instrucciones contradictorias? Aquí es donde un tercero debe intervenir. En ese caso, no podemos usar la razón pues nos llevará, por un camino u otro. En su lugar, debemos “convocar”, es decir, desear un intelecto más alto -que el nivel de la contradicción, de la raíz de la paradoja-, para reconciliar el conflicto.

En la sabiduría de la Cabalá, la raíz, donde todos los conflictos se reconcilian, se llama “Creador”. El Creador es la fuerza general en la naturaleza. Es la fuerza que sostiene toda la realidad, la raíz del universo y todo lo que evoluciona en él, el origen de nuestra vida. Al final, cada contradicción se dirige precisamente a ella, a la fuente de la que viene todo y en el que todo se une.

Como no podemos conectar opuestos con nuestra mente actual, debemos reemplazar nuestra mente con una mente “mejor” que recibimos de esa fuente superior. Así, las paradojas nos elevan a un nivel espiritual.

Otra paradoja que puede desarrollar el mundo es nuestra relación con nuestro furioso ego. Por un lado, el deseo egoísta de someter a todos está destruyendo nuestra vida. Por otro, si aprendemos a usar nuestro ego correctamente, podremos convertirlos en lo que se llama “ayuda en contra de él”. En otras palabras, podremos convertirlo en palanca para el desarrollo que nos elevará al siguiente nivel de la escalera espiritual.

Nuestra aspiración espiritual no debe ser borrar el ego del mundo, sino querer que permanezca e incluso que crezca. A medida que nos esforzamos por elevarlo, para cubrirlo con buena relación con los demás, también nos elevamos a niveles más altos en la espiritualidad.

Por eso, la clave para lidiar con las paradojas está cambiando de un sistema donde dejamos de pensar sólo en nosotros, a un sistema donde pensamos en los demás, sentimos sus necesidades y las entendemos. Así, construimos en nosotros un sistema adicional, que nos dará perspectivas contradictorias. Y, cuando aprendemos a conectar esas perspectivas, aparecerá un intelecto más alto entre nosotros, eso resolverá las paradojas de hoy en un nivel más alto de conexión y complementación.

Etiquetado con:
Publicado en: News
Un comentario sobre “El caso del pensamiento paradójico
  1. Rosa Maria Lomeli Delgado dice:

    Excelente !!! Cada dia me siento menos ignorante. Muchas gracias. Bendiciones infinitas. 🌷

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*