Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Ellos pueden imponer la guerra, nosotros debemos imponer la paz

guerra paz Israel antisemitismo

Foto: Fuerzas de seguridad israelíes discuten con los palestinos cerca de la casa de la reportera de Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, que fue asesinada durante una redada israelí en Jenin, en la Cisjordania ocupada, en Jerusalén, 11/may/22. REUTERS/Ammar Awad

En Israel estamos viviendo una época muy dura: los incesantes atentados terroristas están sembrando miedo, aumentan las tensiones con nuestros vecinos árabes y la división entre nosotros. Hay, por supuesto, una solución temporal, separar a las dos comunidades, pero a largo plazo, la única solución que funcionará es que superemos nuestra división y formemos la unidad judía. Esto no sólo resolverá la división interna entre los judíos, también disolverá el odio de los árabes hacia nosotros.

Cuando nos maltratamos, las naciones nos maltratan. Ni siquiera es un proceso consciente. De repente, se «dan cuenta» de que todo es culpa de los judíos y nos culpan de todos los males y desgracias. Cuando se trata del Estado judío, añaden el sentimiento de que todo es culpa de Israel.

La actual ola de terrorismo también es resultado de nuestra división. Comprendo que es muy difícil buscar unidad y cohesión con alguien que cree en todo aquello a lo que te opones, pero realmente no tenemos elección. La condición de unidad por encima de la división o como dijo el rey Salomón (Proverbios 10:12), cubrir las transgresiones con amor, es inexorable e irrevocable.

El falso vilipendio, la vil incitación y los innumerables libelos falsos, no deben preocuparnos. No debe inquietarnos lo que los demás piensen de nosotros. Podemos estar seguros de que no piensan nada bueno y nada de lo que digamos lo cambiará. Sólo debemos centrarnos en unir nuestras filas, con tanta fuerza, que lleguemos a ser realmente «como un hombre con un corazón», tal y como hicieron nuestros antepasados cuando forjaron nuestra nación.

Si fomentamos nuestra unidad, no necesitaremos luchar contra los enemigos. No es que vayamos a derrotarlos fácilmente; es simplemente que no habrá guerra entre israelíes y árabes. Ellos pueden imponernos la guerra, pero si nos unimos, les impondremos la paz.

Nos quejamos de que queremos paz, pero no tenemos ningún socio en el otro lado. Pero, no necesitamos socios porque si hacemos la paz entre nosotros, no tendremos enemigos. El mundo está en guerra contra nosotros, porque estamos en guerra entre nosotros.

Nuestra misión como judíos es dar ejemplo de paz por encima de la división. Ya dominamos la división; ahora es tiempo de dominar la paz. Si lo logramos, seremos luz para las naciones.

Para obtener una explicación más detallada sobre antisemitismo, lee: Como un Manojo de Cañas: Por qué la unidad y la responsabilidad mutua están hoy en la agenda del día y La elección judía: Unidad o antisemitismo, Hechos históricos sobre el antisemitismo como reflexión sobre la desunión social entre judíos.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Antisemitismo, Judíos, News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*