Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Detrás del juego del poder nuclear de Irán

Irán poder nuclear

Varias centrifugadoras iraníes, de nueva generación, se exhiben durante el Día Nacional de la Energía Nuclear de Irán, en Teherán, Irán, 10/abr/21. Oficina de la Presidencia iraní / WANA

Desde el surgimiento del régimen chiita en Irán, el país que solía estar en buenos términos con Israel, ha estado promoviendo una ideología extremista contra el Estado judío. En los últimos meses, la retórica se ha vuelto tan belicosa que las palabras se han vertido en acciones: en el mar, con ataques a buques mercantes y en tierra, con sus representantes en Líbano y Gaza. Ahora que Irán está «a sólo unas 10 semanas de adquirir materiales de calidad necesarios para armas nucleares», según el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, deberíamos preguntarnos a dónde vamos con Irán y qué podemos hacer al respecto, si es que hay algo.

A mi modo de ver, el único país que está realmente preocupado por la posibilidad de que Irán adquiera armas nucleares es Israel. Para el resto del mundo, sus declaraciones de preocupación son sólo eso: declaraciones. Tienen otras preocupaciones mayores que la búsqueda de armas nucleares por parte de Irán. Sus vecinos también pueden estar algo preocupados, pero nadie está realmente muy preocupado, sólo Israel.

Por lo tanto, no tengo ninguna duda de que Irán está en camino de obtener bombas nucleares y convertirse en potencia nuclear. Su orgullo nacional requiere no quedarse atrás del mundo; son inflexibles en obtener la bomba y obtendrán lo que quieren, que no es la bomba en sí, sino el respeto del mundo.

Pero, una vez que Irán logre el respeto, no creo que vaya más allá. Las amenazas de sus líderes pueden ser militantes, pero creo que son sólo eso: amenazas y nada más.

No debemos subestimar la astucia del pueblo iraní. Es una nación de comerciantes; saben qué botones presionar y qué tan apretado pueden tirar de la cuerda sin romperla. Creo que una confrontación directa, no es su estilo; son más inteligentes que eso. Su naturaleza, como dije, es en negocios y en los negocios, el juego de poder es clave, pero no debes ir demasiado lejos. Irán sabe que si Israel es empujado contra la pared, tiene formas abiertas y encubiertas de tomar represalias de manera decisiva y destructiva e Irán es muy inteligente para probar a Israel.

Por tanto, creo que nuestro verdadero problema no es Irán. Si queremos un buen futuro, debemos centrarnos en nosotros mismos y no en lo que hacen otros países. Si el pueblo de Israel estuviera unido, no se preocuparía por las armas de otras naciones. Nuestra unidad es más poderosa que cualquier otra cosa. Si nos uniéramos, neutralizaríamos no sólo las armas de otros países, sino su deseo de luchar contra nosotros. Incluso convertiríamos su odio en amor. Como escribe el libro Maor VaShemesh: “La principal defensa contra la calamidad es el amor y la unidad. Cuando hay amor, unidad y amistad entre ellos en Israel, ninguna calamidad puede sobrevenirlos. … [Cuando] hay unión entre ellos y no hay separación de corazones, tienen paz y tranquilidad y no hay Satanás ni ningún malhechor, pues por esta [unidad], todas las maldiciones y sufrimientos se eliminan».

Nuestra unidad puede hacer mucho más que protegernos del daño; puede cambiar la mentalidad beligerante del mundo en el que se encuentra, por un enfoque mucho más tranquilo y amigable. Nuestra nación fue creada para dar ejemplo de unidad; una vez que la tengamos, el resto del mundo nos seguirá. Es la razón por la que Henry Ford, uno de los antisemitas más famosos de la historia de Estados Unidos, escribió en su mordaz composición, El judío internacional: el primer problema del mundo: “Los reformadores modernos, que están construyendo sistemas sociales modelo en el papel, harían bien en investigar el sistema social bajo el cual se organizaron los primeros judíos «.

Las naciones nos observan en busca de liderazgo hacia la unidad, pero nosotros mostramos lo contrario. Nada es más poderoso que la unidad; es la base de la existencia. Todo está conectado y unido; todo es armónico y sincronizado con todo lo demás. Cuando operamos como el resto de la realidad, es nuestra fuerza, la raíz misma de todo. Esta es la fuerza vital que todos quieren, incluidos los iraníes. Rav Kook escribió una vez: «Ya que fuimos arruinados por el odio infundado, y el mundo se arruinó con nosotros, seremos reconstruidos por el amor infundado y el mundo será reconstruido con nosotros». De hecho, aquí, en el amor mutuo, se encuentra la clave de nuestra victoria y de la victoria de toda la humanidad junto con nosotros.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Judíos, News
Un comentario sobre “Detrás del juego del poder nuclear de Irán
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Gran verdad!!! Cómo unirme en el amor con los demás, sin otra intención que sólo sea en el amor. Llegará el día que haga por mí lo que siempre no sólo quiero «exijo» para mí. 😔😔😔 Me frustra pero estoy en el camino. Muchas gracias. Dios los bendiga grandemente 🙏🙏🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*