Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Todo azul

Todo azulImagina que estás fuera de tu casa en una soleada mañana de enero. El cielo azul profundo es impresionante en su claridad y podrías mirarlo durante horas. Ahora imagina que miras de frente a las casas y los árboles que tiene delante. Esperas encontrar troncos y ramas marrones, una tierra marrón oscura o la gama de colores de las paredes de las casas de tu barrio, pero no hay nada de eso. Su color se ha convertido en un azul profundo de invierno, igual que el cielo. De hecho, son tan parecidos que apenas puedes distinguirlos de la línea del horizonte.

Ahora mira hacia abajo e imagina el suelo. Debería ser negro como la brea en la carretera asfaltada o marrón alrededor de los árboles estériles con parches de nieve fangosa de la ventisca de la semana pasada. Pero no es así; es azul, azul profundo, profundo, como el cielo sobre ti y las casas a las que miras. El mundo entero es de un solo color: el azul profundo y claro de los cielos de invierno.

A la mañana siguiente, sales de tu casa, respiras el aire fresco del invierno y, una vez más, contemplas el cielo azul sobre ti, los árboles y edificios azules delante y detrás de ti y el suelo azul bajo tus pies. Al tercer día, nada cambia, lo mismo al cuarto, al quinto, y así durante semanas, meses, años, toda una vida. El mundo se ha vuelto completamente azul.

Esto es lo que le ha ocurrido a la sociedad americana: se ha vuelto todo azul. Incluso los negros son ahora azules. Si te atreves a apoyar un color diferente, eres expulsado, prohibido y desterrado.

Al igual que nuestro mundo, la sociedad no puede consistir en un solo color; no es real, no es saludable y traerá consigo la perdición de América, simplemente porque no es natural. Cuando el discurso público permite que se escuche una sola voz, se rompen los cimientos del país.

Si se toman las redes sociales y todos los periódicos principales, todos respaldan una sola narrativa. Esto es muy malo para la sociedad estadounidense. Al igual que caminar hacia delante significa inclinarse ligeramente hacia la izquierda, luego ligeramente hacia la derecha, pero siempre hacia delante utilizando ambas piernas, la sociedad debe inclinarse hacia un lado y hacia otro, pero siempre hacia delante, hacia una unión más fuerte por encima de la izquierda y la derecha. La sociedad no puede cojear con una sola pierna; se caerá. El deber de los medios de comunicación es reflejar ambos lados de la forma más equitativa posible, para que la gente pueda cambiar e inclinarse hacia un lado u otro, pero hacerlo de forma saludable.

Cuando se silencia el punto de vista contrario, se está debilitando y obligando al otro bando a revigorizarse. Nada bueno saldrá de esto. Los republicanos construirán sus propios sistemas, se desarrollarán y se fortalecerán, mientras que los demócratas se regodean en su propia complacencia. Están construyendo para sí mismos lo que los bolcheviques construyeron para sí mismos en Rusia hace cien años. En efecto, es un mundo azul, azul.

Etiquetado con: ,
Publicado en: News
Un comentario sobre “Todo azul
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Así estamos como ovejas ciegas, sordas y torpes (estupidizados) porque no queremos despertar la conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*