Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Respeta el veneno

veneno ego odioRecientemente, han ocurrido muchos eventos tóxicos en el mundo: eventos climáticos extremos, intensificación de las tensiones políticas, inflación vertiginosa, revoluciones y golpes de Estado, guerras, sin mencionar, nuevas tensiones cada dos días. A medida que los países se desmoronan y las naciones implosionan, las relaciones que fueron la base de la sociedad ya no se sostienen y hasta la estructura de la familia se está borrando. Parece como si la gente se tratara con despecho y veneno.

Sin embargo, el veneno no tiene por qué ser dañino. Hay una buena razón por la que el símbolo de la medicina presenta dos serpientes enroscadas alrededor de un bastón. Cuando se usa sabiamente, el veneno mismo se convierte en el remedio, es antídoto para el veneno.

Podemos convertir el veneno en medicina si lo procesamos correctamente. Necesitamos ajustar la cantidad y administrar sólo lo que el cuerpo puede tolerar, como resultado, nos hacemos más fuertes.

Por lo tanto, cuando hay veneno entre la gente, no debemos alarmarnos. Debemos procesarlo correctamente y convertirlo en remedio. Si no fuera por el veneno, no sabríamos que nuestra sociedad está enferma y necesita nuestra atención. Ahora que somos conscientes, podemos tomar el veneno gota a gota y usarlo para curarnos a nosotros mismos y a nuestra sociedad.

Cada gota de veneno es una gota del odio que sentimos por otros. Cuando lo reconocemos y reconocemos su toxicidad para la sociedad, podremos superarlo y fortalecer nuestros lazos de interés mutuo. Así, el veneno nos hará más fuertes en lugar de enfermarnos.

El ego humano es la serpiente dentro de nosotros. Está en constante crecimiento, se vuelve cada vez más astuta e insidiosa. Los malos pensamientos sobre los demás, que nos inculca, son el veneno que debemos convertir en medicina. Tomemos pequeñas dosis y construyamos cercanía con los demás, por encima de nuestra aversión.

Por eso, vemos que el propósito del veneno es construir amor entre nosotros. Sin hostilidad, debemos fortalecer nuestras relaciones, profundizarlas y estrecharlas hasta que se conviertan en amor.

El amor de la madre por su hijo es natural, pero no lo sentimos, hacia los que no son familia. Por eso, la manera de desarrollar este sentimiento es sentir necesidad de él, crear un impulso que nos haga trabajar en la construcción de cercanía y afecto. El único incentivo que nos hará trabajar en el desarrollo del amor, será la revelación de nuestra aversión mutua. Por eso, el veneno es esencial para construir amor, por eso, es el remedio.

De hecho, debemos respetar el veneno de nuestro ego y el odio hacia los demás. Pero al mismo tiempo, debemos usarlo para construir una capa de amor sobre cada gota de ego que aparece entre nosotros.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News
Un comentario sobre “Respeta el veneno
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Muchas gracias por compartir!!! Bendiciones infinitas 🙏 🙌

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*