Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

¿Qué sigue para EUA?

EUAIndependientemente del juramento prestado por Joe Biden como presidente de Estados Unidos, mucho se ha dicho sobre el «trumpismo» como una fuerza política que se expandirá, no solo en EUA, sino en otras partes del mundo, donde un nuevo estilo de gobierno sería  adoptado.

¿Cómo afectará esto el futuro de EUA? En este punto, es difícil saber la evolución de los movimientos y tendencias que se están desarrollando actualmente. Lo que sé con certeza es que cualquier potencia política puede ser considerada como tal sólo si tiene como objetivo conectar las facciones opuestas, el antagonismo entre la gente. Esta es la ideología que debe prevalecer y ser clara para todos a partir de ahora.

Son precisamente los capitalistas los que saben trabajar, organizarse, promover y ganar, los que pueden hacer avanzar a la humanidad hacia la conexión correcta. Por el contrario, el enfoque socialista de los demócratas se revelará como un enfoque que no es constructivo. Tal actitud y dirección se implementó en Rusia y destruyó al país.

Sin embargo, en las circunstancias actuales, ninguna fuerza por sí sola podrá gobernar y tener éxito. Ni de derecha ni de izquierda ni demócratas ni republicanos, sólo la fuerza de unidad por encima de todo lo que se puede lograr con una conexión positiva, por encima de las diferencias.

Para superar la división en EUA se requiere que todos se sientan tomados en consideración y representados; no como en el estado actual donde la mitad del país celebra la victoria y la otra mitad se siente engañada y amargada.

¿Qué hará que la gente quiera elevarse por encima de sus posiciones divisivas?, ¿por qué las partes no pueden seguir tratando de dominarse y poner en práctica su visión de cómo deben funcionar las cosas?

Es porque, en última instancia, la división subyacente deja a todos insatisfechos. Y mientras más se desarrolle la sociedad, mientras esté más dividida, más negativo y amargo se volverá EUA. En casos extremos, cada jugador que empuja su posición divisiva hacia otros puede llevar a un caos y confusión total, a niveles desafortunados de sufrimiento que eventualmente obliguen a la gente a revisar su conducta y cambiar de enfoque.

La cura para la división se puede encontrar en un proceso de aprendizaje que enriquezca la unidad. Deben entender que la naturaleza quiere que nos unamos. Este sistema de aprendizaje no exigirá lo imposible ni obligará a nadie a hacer nada que no quiera hacer. Simplemente descubrimos cómo organizar nuestra influencia sociocultural para llevar la necesidad de unidad al centro del discurso público, luego lo pensaremos más y más y empezaremos a querer que suceda.

El problema actual no es la polarización en sí misma. Sino que la gente la ve sólo desde su propio lado.

Mientras más nos desarrollamos, más vemos que nuestro lado es bueno y correcto y el otro es incorrecto y malo. Por eso, cada vez más vemos al otro lado como una carga pesada para la sociedad y para nosotros mismos y nos sentiríamos felices si la eliminamos de nuestra vida.

Sin embargo, desde un contexto más amplio debemos descubrir que la naturaleza nos polariza cada vez más para que podamos ejercer nuestro libre albedrío, para conectarnos positivamente por encima de nuestra creciente división, evaluar más la situación con precisión y ver un rumbo directo hacia un estado de armonía y equilibrio.

Si bien es perfectamente natural mantener nuestras opiniones divergentes, hoy debemos darnos cuenta de que nos estamos volviendo cada vez más interdependientes. Y para darnos cuenta de nuestra interdependencia armónica, necesitamos ver la necesidad de construir un segundo nivel de cordura, por encima del actual: lograr una conexión positiva en la línea media, por sobre nuestros desacuerdos. Debería ser más importante que tratar de seguir solos al nivel de nuestros conflictos. Este enfoque será la clave para la prosperidad de EUA.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News
Un comentario sobre “¿Qué sigue para EUA?
  1. Javier Casas dice:

    Maestro Laitman. Es claro que eso ocurre en todos los países al menos no a este grado de claridad. Cual es la verdadera familia? Si pasa que es en la familia donde ocurren precisamente estas divisiones. El modelo, la educación. Las viejas generaciones están dejando moldes políticos y de vanguardia tecnológica, mientras que una parte de las sociedad se manifiesta en corrupción total, ahora que está en nuestras manos hacer para emprender un cambio, tendría que ser este individual, colectivo, ambos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*