Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Puedes implantar chips, pero no puedes implantar felicidad

neurociencia felicidadHace algunas semanas, Neuralink, la naciente neurociencia de Elon Musk, transmitió un video de un mono macaco jugando MindPong usando sólo su cerebro, después de que un chip de computadora del tamaño de una moneda fuera implantado y conectado a su cerebro con más de dos mil electrodos. La idea, según Neuralink, es desarrollar un chip que permitirá a los paralíticos hacer, de forma independiente, muchas cosas que no pueden hacer hoy, usando sólo su mente.

Puede sonar fantástico, pero realmente no me alegra. Antes de adentrarme en la sabiduría de la Cabalá, podría haberme sentido feliz de escuchar esas noticias, pero ahora, ya no. Todo lo que sé es que, si sacrificamos a todos los animales e incluso a nosotros mismos, en el altar de las innovaciones en biotecnología, no nos ayudará a obtener la felicidad. Necesitamos tomar una ruta completamente diferente.

Entiendo por qué los emprendedores hacen todo esto: son niños y les gusta jugar esos juegos, pero este no es un buen ejemplo; realmente no es un buen ejemplo. En todo caso, lo que les están haciendo a los monos, me recuerda lo que los nazis le hicieron a la gente. Realmente, así es como me siento al respecto. Cuando comencé mi carrera científica como bio cibernético, lo podría haber apreciado, pues yo también lidiaba con el funcionamiento de sistemas en el cuerpo humano. Pero hoy, cincuenta años después, no puedo verlo favorablemente. No es la forma de mejorar la vida. Si hay algún beneficio en estas inversiones, es comprender su inutilidad y nuestra necesidad de buscar la felicidad en otra parte.

Lo que sí necesitamos implantar y para lo que no hay chip, es cuidar nuestro corazón. Esto no se puede hacer con cirugía, sino con un proceso educativo. Puede llevar años, pero al final, realmente cambiaremos desde dentro y todo cambiará afuera. No necesitamos nueva tecnología, sino un nuevo espíritu: un espíritu de bondad, afecto y responsabilidad mutua. Si nos unimos para plantar este espíritu en la sociedad, también lo implementaremos en nuestro corazón.

Etiquetado con: ,
Publicado en: News
Un comentario sobre “Puedes implantar chips, pero no puedes implantar felicidad
  1. Rosa Maria Lomeli Delgado dice:

    Buen día, gran verdad. Muchas gracias 🌹 Dios los bendiga grandemente 🙏🙏🌹

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*