Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Por qué los golpes vienen en olas

golpes olasTarde o temprano, el mundo se recuperará del golpe de Covid-19. Pero si algo está claro, es que pronto vendrá otra versión de la Covid, otra crisis médica o un tipo diferente de crisis. Incluso antes de la aparición de la Covid-19, el 13 de agosto de 2018, la viróloga de la OMS, doctora Belinda Herring, dijo: «La siguiente pandemia podría estar a la vuelta de la esquina». Más recientemente, el 2 de marzo de 2021, la revista Infection Control Today publicó un artículo titulado ¿Preparados para la siguiente pandemia? (Alerta: ya viene)«. Puedes adivinar de qué se trata.

Sin embargo,Por eso, después de que la naturaleza nos disciplina, generalmente nos da tiempo para descansar y recuperarnos, pero, sobre todo, para pensar. La Covid-19 no es una excepción. Es otro golpe en una serie de golpes cada vez más graves, que serán peores mientras más ignoremos la lección que la naturaleza trata de enseñarnos. Si antes los golpes tenían un tono local, la Covid es única, porque realmente es global; nadie es intocable y todos tienen miedo.

Al darle a la humanidad esta sacudida global, la naturaleza, no sólo nos muestra quién es el jefe, también nos muestra que somos dependientes unos de otros. Y si dependemos unos de otros, tenemos que ayudarnos unos a otros, cuidarnos unos a otros y asegurarnos de que todos tengan lo que necesitan. De lo contrario, habrá más golpes globales. Es un cálculo muy simple.

Cuando, por ejemplo, el páncreas deja de funcionar el problema no es sólo del páncreas; se propaga por todo el cuerpo y se convierte en diabetes. Hoy, la naturaleza nos muestra que todos somos órganos vitales. Por eso y por nuestro propio bien, debemos ser considerados y preocuparnos por todos.

Aunque, como dijimos, la única forma de aprenderlo es con la disciplina de la naturaleza y podemos determinar qué tan rápido aprendemos la lección y progresamos hacia una vida mejor para todos. Mientras más lo pensemos, más difíciles serán las lecciones que nos de la naturaleza.

No necesitamos hacer nada especial; es sólo nuestra actitud hacia los demás. Así como no le enseñas qué hacer a la madre, cuando tiene a su bebé, porque su amor le dice lo que necesita y lo que aún debe aprender, cuando desarrollemos cuidado mutuo, nuestra nueva actitud determinará nuestro comportamiento hacia los demás. Por eso, nuestro enfoque debe centrarse en desarrollar cuidado y consideración mutuos, para evitar la siguiente pandemia o la siguiente gran crisis, que, como acabamos de leer, está a la vuelta de la esquina.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*