Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Las palabras pueden matar y pueden dar vida

palabrasUn estudiante me habló de un hombre llamado Amram Kfir que tenía una enfermedad terminal. Mientras yacía en el hospital, sintió que se acercaba el final y decidió escribir en Facebook para despedirse de sus amigos de la plataforma de redes sociales. Lo escribió, lo publicó y se sintió preparado para irse.‎

Pero sucedió algo totalmente inesperado: la gente comenzó a responder a su publicación; comenzaron a colmarlo de amor. Sus familiares, que estaban junto a su cama, le leían los comentarios de los lectores. Eran respuestas cariñosas, conmovedoras, respuestas que mostraban simpatía y amor y su cuerpo comenzó a responder. “Milagrosamente”, dijo, “el colapso del cuerpo se detuvo y gradualmente, regresé a la vida”.

Amram está bien ahora; su cuerpo se está recuperando. Recuperó su vida. De hecho, como dijo el rey Salomón: “La muerte y la vida están en poder de la lengua” (Proverbios 18:21).‎

Para ser más precisos, no son las palabras las que salvaron a Amram, sino el sentimiento que la gente expresó en sus palabras. Ese sentimiento, de amor puro y simple, sin pedir nada a cambio, sólo que mejorara, lo trajo de regreso. Todo lo que intentaron los médicos había fallado, pero el amor de los amigos de Facebook, prácticamente desconocidos, derritió su corazón y curó su cuerpo lánguido.

Para mí, esto es un testimonio de lo que podemos lograr sólo cambiando la forma en que nos relacionamos. Podemos transformar nuestro mundo. La competencia implacable y la creciente animosidad entre nosotros son la raíz de todos nuestros problemas. Destruyen no sólo nuestra salud, también nuestras relaciones, nuestra economía y nuestro hábitat, el planeta que nos sostiene. Destruyen nuestra vida.

Las palabras pueden matar, pero también pueden dar vida. Lo que importa es lo que hay detrás de ellas. Si tratamos de cuidarnos unos a los otros, sólo porque, se supone que así debe ser, convertiremos este mundo en el Cielo, aunque nunca digamos una palabra.

Etiquetado con:
Publicado en: News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*