Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

La veta madre del terrorismo internacional

Estado terrorista odio talibanes terrorismoVeinte años después de los ataques del 11 de septiembre, el ejército de EUA se retiró de Afganistán, lo conquistó tras el ataque, para evitar la creación de un Estado terrorista. Veinte años, cerca de 2,400 bajas y 2.3 billones de dólares después, EUA abandonó Afganistán tras haber logrado exactamente lo contrario de su intención original. Equipados con armamento estadounidense y respaldados por fondos estadounidenses e internacionales, los talibanes están en camino de crear la veta madre de los Estados terroristas. Con el deseo de destruirlo, EUA reforzó al monstruo que se había propuesto destruir.

A decir verdad, no creo que pudiera haber resultado de otro modo. Incluso si hubiera luchado contra los talibanes las veinticuatro horas del día, los veinte años, no hubiera tenido éxito. Fue una guerra de guerrillas y los talibanes luchaban por su fe y su forma de vida. En esas guerras, un ejército invasor, por fuerte que sea, nunca gana.

Desde nuestra perspectiva, son terroristas. Desde su perspectiva, los talibanes son fundamentalistas y por eso seguirán. Siendo fundamentalistas, harán en Afganistán todo lo que tengan que hacer para lograr su objetivo y nada los detendrá. A los ojos de los islamistas radicales, la humanidad tiene tres opciones: unirse a ellos, servirlos o morir.

Ahora que tienen su estado islámico, pueden continuar con su plan: ondear la bandera verde del islam en el mundo. Por el momento, hay conflictos entre grupos islamistas radicales. Sin embargo, creo que, en última instancia, se unirán bajo una bandera, una organización y harán que todos los países se inclinen ante ellos, incluidas las superpotencias de hoy.

Ya es claro que los países dominantes del siglo anterior, se encuentran en diversas etapas de desintegración. No durarán mucho. La única superpotencia que quedará es la recién llegada a este campo: China.

Es cierto que China es un enigma. No quiere controlar ni dominar en el sentido antiguo de la palabra, al menos no como lo hicieron EUA y Rusia. Extiende sus brazos comprando instalaciones económicamente estratégicas, pero el beneficio de esta estrategia aún no es claro. China produce la mayoría de los bienes del mundo, pero la producción no es ideología, no está claro qué es lo que quiere. Admito que China me desconcierta.

Sea como fuere, el control comercial y las finanzas internacionales no duran. Es una empresa especialmente precaria, cuando el mundo atraviesa cambios tan profundos. Me parece que el intento de China, de hacer que el mundo dependa de su poder de producción, sólo la hace dependiente del mundo. Ahora que la economía mundial se está desacelerando, los productores del mundo, sobre todo, China, serán los más afectados.

Pero al final, por supuesto, todo se concentrará alrededor de Israel. Cuando todas las ideologías y luchas por poder dejen al mundo desilusionado y exhausto, Israel seguirá siendo la última esperanza de la humanidad, siempre que haga lo que debe hacer. Este será el momento en que Israel tendrá que unirse por encima de sus fisuras y divisiones internas y dar ejemplo de unidad.

El mundo, desgarrado por odio y violencia, buscará respuestas en Israel, como siempre lo hace en tiempos de crisis. En ese momento, si Israel acepta el desafío y se une, el mundo hará lo mismo y prevalecerá la unidad y, la gratitud del mundo será para Israel. Pero, si Israel sigue como está hoy, fragmentado y lleno de odio interno, el mundo se unirá y desatará su ira contra Israel. De hecho, se avecinan cambios profundos.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News
Un comentario sobre “La veta madre del terrorismo internacional
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Muchas gracias por compartir 🙏🙏🙏 Dios los bendiga grandemente 🙏🙏🙏🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*