Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Este verano, establezcamos grandes metas para nuestros niños

verano vacaciones covid

Niños bailan en la «Bundle Up & Dance Dance Dance Party» organizada por el departamento de conservación de parques en Brooklyn Bridge Park, muelle 6 en Nueva York, NY, 10/mar/21. Limitado a 50 personas a la vez, niños y padres bailan, un DJ toca música de niños. Están en un espacio reservado, se les pide que usen cubrebocas y mantengan distancia. (Foto de Anthony Behar/Sipa EUA)

Después de un año escolar perturbador, causado por las restricciones de la Covid, las tan esperadas vacaciones de verano están aquí. Con el fin de reintroducir algún marco de aprendizaje para los niños este verano, una abrumadora mayoría de grandes distritos escolares de Estados Unidos, están ofreciendo programas de escuela de verano. Si se implementa correctamente, será la solución correcta. El exceso de tiempo libre es receta para el desastre.

En EUA, 97 de 100 distritos ofrecen programas de escuelas de verano, físicas, virtuales o combinación de ambas. Los planes incluyen viajes recreativos, actividades al aire libre y programas artísticos de acuerdo con cada organización educativa. Después de las difíciles circunstancias impuestas por la pandemia, estas medidas podrían ser ejemplo para otras sociedades del mundo.

Los niños no deben sentir que tienen mucho tiempo libre y que no saben qué hacer con ellos mismos, porque las horas parecen interminables. Necesitan tener su tiempo organizado, que estén contentos con la agenda que se les da y comprendan que los planes son justo lo que quieren y necesitan. De lo contrario, los estropeamos.

Lo peor para ellos es el tiempo libre, estar en el sofá con un enorme vacío, viendo TV o deambulando por la calle. Los niños no deberían tener tiempo libre ni tener que llenarlo ellos mismos, por eso, darles «libertad» es como enseñarles a no hacer nada. Los niños tienen deseos, pensamientos y todo tipo de impulsos naturales y nosotros les decimos: “No hagas nada con tu impulso y aspiraciones, ¿para qué sirven? ¿qué beneficio tendrás de ellos?»

Por supuesto, hay tiempo para descansar, pero no es recomendable acostarse durante horas ni caminar sin rumbo. Jugar al fútbol o bailar después de estudiar geografía, por ejemplo, puede ser un descanso. Cualquier cosa diferente a la acción intensa que la precedió, es reposo.

Si los niños se quedan sin estudiar y sin otras actividades, sus impulsos, naturalmente vibrantes en ellos, pueden llevarlos a malos lugares. Los padres deben estar muy pendiente de la libertad de sus hijos y deben buscar formas útiles de ocupar su tiempo para promover su desarrollo.

En primer lugar, se debe establecer un objetivo claro: qué quieren los padres que logren los niños con su tiempo libre, para que, en consecuencia, puedan darles actividades que les enriquezcan. En mi opinión, el objetivo más importante es convertir a los niños en seres humanos, integrales, desarrollar la habilidad de comunicarse adecuadamente con los demás, manejar situaciones complejas, crear relaciones buenas y lograr comprensión profunda de los múltiples niveles de la naturaleza: inanimada, vegetal, animal y humana.

Para elevar al niño a una escala más alta de mérito como ser humano, con valores, sensibilidad y consideración por los demás, las actividades programadas deben tener un contenido enriquecedor que desarrolle su pensamiento y expanda sus sentimientos. Al final de la actividad, es valioso promover debates para que compartan sus experiencias.

Deberíamos considerar llevar a los niños al teatro, a la sinfónica, a museos. Cuando era niño, vivía en una ciudad de Bielorrusia que tenía un gran edificio diseñado específicamente para niños. En el verano, iba al laboratorio fotográfico y revelaba imágenes en un cuarto oscuro. En invierno íbamos a esquiar todos juntos. Son sólo ejemplos de algunas actividades que podrían implementarse, según las condiciones de cada sociedad.

Hoy, las escuelas a las que mandamos a nuestros niños, a las que confiamos su educación y una parte importante de su instrucción, en gran medida se convirtieron en caldo de cultivo de crimen, violencia, promiscuidad, acoso y tráfico de drogas. Todo excepto lo que desearíamos para nuestra descendencia.

Un receso de verano en el que los padres organicen adecuadamente el tiempo, puede curar algunas de las dificultades del año pasado, pero la verdadera prueba de la educación de nuestros hijos será el siguiente año escolar. El sistema educativo, con algunas de las deficiencias mencionadas, se fundó hace unos ciento cincuenta años. Debemos pensar detenidamente si es adecuado para el mundo actual.

Examinemos y escudriñemos a fondo lo que está pasando con la institución llamada «escuela» y con la educación que damos a nuestros hijos. El escrutinio debe incluir planes apropiados para pasar las próximas vacaciones de verano. Como adultos que pensamos en el futuro de la educación de nuestros hijos, puede ser una buena idea pasar con ellos nuestro tiempo libre este verano.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News
Un comentario sobre “Este verano, establezcamos grandes metas para nuestros niños
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Excelente!!!🙏🌹 Lo voy enviar a mis hijos y otras personas y para mí también. Muchas gracias 🌹 bendiciones infinitas 🙏🌹🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*