Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

CORONOMÍA, economía provocada por la Covid

Síndrome Respiratorio Agudo Severo Coronavirus 2 o sus siglas, SARS-CoV-2, es la cepa que causa la enfermedad del coronavirus 2019, conocido como COVID-19, la pandemia que ya mató a más de un millón de personas, en sólo diez meses y se está volviendo cada vez más virulenta y agresiva. También afectó la economía mundial.

Al no tener otra opción, los gobiernos están imprimiendo dinero como si no hubiera un mañana. Pero de continuar así, realmente no habrá un mañana, al menos uno en el que queramos vivir.

En tiempos así, cuando lo familiar falla, es el momento adecuado para pensar fuera de lo convencional. Sabemos que hay necesidades básicas que se deben satisfacer, pase lo que pase. Comida, ropa y vivienda, son necesidades básicas. Si la gente no las tiene, destruirá el país simplemente tratando de sobrevivir. Por eso, el gobierno, cualquier gobierno, debe satisfacer esas necesidades básicas y asegurarse de que les lleguen a todos los ciudadanos.

Para garantizar y satisfacer las necesidades básicas de todos, el gobierno debe vigilar su distribución. En la actualidad, aproximadamente la mitad de los alimentos que se producen no llegan a los consumidores, ya sea porque caducan antes de ser comprados o porque los fabricantes y/o minoristas evitan su distribución para especular con los precios o porque los costos de transporte hacen que el canal de distribución no sea rentable.

Lo que sucede con la comida también sucede con la ropa, toneladas de ropa se desechan al final de cada temporada y también con la vivienda. Innumerables casas y apartamentos vacíos y millones de personas viven en las calles, es evidente, hay una falla profunda en el sistema.

Se podría decir «Esto es capitalismo» pero carece de sentido humano tener gente en la calle habiendo tantos inmuebles donde podría vivir. Y si el capitalismo no tiene sentido humano, entonces, el capitalismo no tiene ninguna coherencia, al menos no, en el mundo de hoy. En otras palabras, es hora de decirle adiós al capitalismo y adoptar un enfoque más considerado y más cercano a la humanidad (sugiero que lo dejemos sin nombre por ahora).

Lo importante en este momento es ayudar a todos a comprender que somos garantes y somos responsables de otros y de la naturaleza. Nuestra forma de vida convirtió al planeta en un inmenso basurero. Vivimos en un contenedor para desechos y nos quejamos cuando nos enfermamos. Es hora de que conectemos; cómo vivimos y cómo nos afecta.

Después de que todos satisfagan sus necesidades básicas, será el momento para cambiar nuestra forma de vida, es decir, nuestra actitud hacia los demás. La competencia capitalista es destructiva. Nos permitió salir de las cavernas, pero mira a donde nos llevó. Si tenemos que competir, pues compitamos para ver quién reúne a más personas, quién las une, quién da más bienestar y es más considerado, en lugar de ser indiferentes y egoístas.

Por supuesto, podemos ignorar toda esta noción de coronomía (economía provocada por la Covid) y regresar al capitalismo, pero no funcionará. La Covid aniquilará cualquier intento de volver al 2019. Y mientras más nos demoremos en cambiar, más duro y doloroso será el estimulo de la Covid. Si hay algo que deseo para la humanidad es que todos comprendan rápidamente hacia dónde vamos y utilicen la cura que acabo de describir, antes de que suframos un nuevo golpe.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News, Economía y finanzas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*