Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Carta a una de mis espectadoras que descubrió que todo es mentira

todo es mentira egoísmo mientenValentine es una espectadora frecuente de mis programas con el cineasta Semion Vinokur; me escribió que últimamente ha sentido que todo es mentira: el gobierno miente, sus jefes mienten, los medios mienten, no hay verdad en ninguna parte. Y pregunta cómo seguir viviendo cuando no hay nadie ni nada en quien confiar. Agregó que nunca lo había sentido tan agudo y me pidió mi respuesta.

Esta es mi respuesta a Valentine:

El engaño y el egoísmo son la naturaleza del mundo. Al inicio de nuestro desarrollo emocional y espiritual, no lo sentimos. Así como no les decimos a los niños pequeños que en el mundo hay gente mala, con malas intenciones, guardamos esa fea información hasta que crecen y pueden manejarla, la naturaleza no nos revela la profundidad del ego humano ni la disposición a explotar todo y a todos. Por eso, que hayas descubierto lo que describes, quiere decir que te has desarrollado hasta el punto en el que estás preparada para revelar la verdadera naturaleza del mundo: que el ego, es el núcleo de la naturaleza humana.

Cuando se entiende por primera vez, la gente se siente perdida y no sabe a dónde ir. Algunos se van a lugares remotos, islas desiertas donde pueden vivir solos y aislarse del mundo exterior. Otros piensan que si acumulan riqueza, asegurarán su futuro y el futuro de sus hijos. Ninguna de las dos actitudes disminuirá el miedo.

La razón por la que descubrimos la verdadera naturaleza del mundo es para que podamos preguntarnos por su significado. Lo primero es comprender que el mundo fue hecho con egoísmo, luego preguntas, por qué fue hecho así y finalmente, comprendes que sólo al reconocer quiénes somos, tendremos impulso para salir del ego y abrazar una naturaleza diferente y genuinamente amable.

El mundo es como es, para que podamos cambiarlo. Hasta que nos demos cuenta de lo profundamente inmersos que estamos en nuestro ensimismamiento, desearemos cambiar. La única forma de ser conscientes, es realmente volvernos así, egoístas hasta la médula y luego traer esta verdad a nuestra conciencia.

Cuando vemos el mundo que nos rodea y vemos la maldad y la crueldad, debemos saber que están ahí por una razón. Incluso, por ejemplo, si vemos líderes políticos que pensamos que son despiadados y malos, no deberíamos tratar de destituirlos de su cargo, porque quienes los reemplazarán serán aún peores. En cambio, debemos tener en cuenta que cualquier negatividad que vemos, la vemos para que deseemos elevarnos por encima de ella, para cuidar a los demás y conectarnos con ellos.

Para mejorar, debemos comenzar con hacer entender a la gente lo que sucede y por qué y, esforzarnos en construir buenos lazos con todos. Si nosotros cambiamos, el mundo cambiará con nosotros. Si corregimos nuestro corazón, nuestro corazón corregirá nuestra percepción y nos daremos cuenta de por qué sucede todo y cómo podemos ayudar a equilibrar el mundo.

Etiquetado con:
Publicado en: News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*