Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Aún podemos elevar al mundo

guerra rusia ucrania elevar el mundo paz

Reuters: foto de archivo de un soldado ucraniano.

Siempre ha habido enfrentamientos en la humanidad. Entre países, entre el Norte y el Sur, entre regímenes e ideologías. Hoy, el choque es más profundo. Es un choque de naciones que no están dispuestas a aceptarse como son y quieren oprimir a otras. Pero, no es demasiado tarde para elevar al mundo de su declive y nosotros, los que comprendemos el valor de la diversidad, somos los únicos que podemos hacerlo.

Para construir una sociedad mundial pacífica, necesitamos gente que aprecie la diversidad. Sólo la gente que busca conexión por encima de las diferencias puede construir una sociedad que se fortalezca a medida que se vuelve más diversa.

Lo único que ha sobrevivido a la prueba de la evolución, son opuestos que se complementan. Desde el nivel atómico hasta las estructuras más complejas del universo, todo está formado por opuestos que colaboran para crear una estructura fuerte, donde un elemento compensa lo que el elemento opuesto no tiene. Por eso, si destruyes a tu oponente, también te destruyes a ti mismo.

Mientras mantengamos la actitud de «Sólo yo tengo razón», el mundo seguirá deteriorándose. No importa quién tenga razón. El enfoque de no incluir a todas las partes, de reclamar el derecho exclusivo a la verdad y negar al contrario, a la contraparte, anula la existencia propia.

Piensa en «día» sin «noche», «amor» sin «odio», «primavera» sin «otoño» o «bondad» sin «crueldad». Ninguno de los términos «positivos» existiría si su opuesto «negativo» no existiera. Asimismo, el mundo no existiría si no fuera por el equilibrio entre los opuestos que se complementan y compensan las «deficiencias» del otro.

Tan precaria como es la situación actual en el mundo, también es una oportunidad. Ahora podemos hacer circular la idea de que sólo aceptando e incluso abrazando a nuestros oponentes, podemos prosperar nosotros mismos. Las crecientes tensiones políticas nos hacen estar atentos a cualquier señal de razón y si el sonido de la razón es que se debe declarar que la guerra hasta el final, será el fin de todos.

Espero y rezo para que en esta guerra triunfe la razón.

Etiquetado con:
Publicado en: News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*