Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Un nuevo rabino en el ejército alemán, no es lo que necesitan los judíos

rabino ejército alemánHace algunas semanas, hubo mucha alharaca con el nombramiento del primer rabino en las Bundeswehr (fuerzas armadas unidas de Alemania), desde la Segunda Guerra Mundial. El rabino designado, Zsolt Balla, uno de los rabinos más importantes de Alemania, declaró después de la nominación: “Nuestro objetivo es que los judíos vuelvan a servir en el ejército alemán y sea normal”. El presidente del Consejo Central de Judíos en Alemania, Josef Schuster, agregó: “La Bundeswehr no tiene nada en común con la antigua Wehrmacht (Fuerzas Armadas de la Alemania nazi) y esa es la única razón por la que hoy es posible tener un rabino militar federal”. Actualmente unos 300 soldados judíos sirven en el ejército alemán, repartidos en las fuerzas armadas, lo que hace que la necesidad de un rabino para el ejército alemán sea más un nombramiento político que una necesidad real de los soldados. Y declaraciones políticas, es lo último que necesitan los judíos en Alemania o en cualquier lugar.

Los judíos ya intentaron mezclarse en el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial. Lucharon tan duro como los alemanes cristianos sirviendo a su patria Alemania e hicieron todo lo posible para demostrar que eran alemanes leales. Pero cuando los nazis llegaron al poder no les ayudó. ¿Por qué creen que hoy será diferente? Así como nadie pronosticó que tan solo quince años después de la primera guerra, los judíos serían culpados por todos los problemas de Alemania y su participación en la guerra se mostraría como un acto de traición contra el país por el que lucharon y murieron, ahora, tampoco nadie les agradecerá cuando cambie la marea y siempre cambia.

En realidad, la política no cambia, sólo las acciones. En el caso de los judíos la única acción que deben tomar es unirse entre ellos. Esta fue la acción que tomaron y que los convirtió en nación, es la única acción que les ha ganado respeto y los ha favorecido ante el mundo y alejarse de ella, es el precursor de todos los males que han vivido (leer más sobre esto en, La elección judía: Unidad o antisemitismo, el vínculo al final del artículo).

En conclusión, nada bueno saldrá de nombramientos políticos como el de un rabino para  300 judíos dispersos en todo el ejército alemán y que probablemente ni siquiera sean muy devotos. El único resultado posible es que se incrementará el odio contra los judíos, que ya existe en el ejército alemán. Por eso, en mi opinión, esta jugada es inútil e imprudente.

Para leer el libro mencionado anteriormente: “La elección judía: Unidad o antisemitismo, Hechos históricos sobre el antisemitismo como reflexión sobre la desunión social entre judíos”.

Etiquetado con:
Publicado en: Judíos, News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*