Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Responsabilidad mutua: la base de la sociedad

responsabilidad mutuaLa sociedad actual adora su ego. Todo aquel que es “alguien” se muestra de la forma más egoísta. Es cierto tanto para íconos de las redes sociales, como para estrellas del deporte, estrellas pop, políticos e incluso magnates. Pero una sociedad que adora el ego, socava el significado mismo del término “sociedad”. Para que una sociedad exista, debe centrarse en lo social más que en lo individual. Si se enfoca en esto último, se desintegrará, es lo que estamos viendo hoy en el mundo.

Sólo puede haber relaciones sociales, cuando todas las partes reconocen que hay un beneficio que no pueden lograr por sí mismas. El beneficio debe ser suficientemente grande como para renunciar a parte de su independencia, a cambio de mayores recompensas, como más posibilidades de supervivencia, mejor crianza de los hijos o prosperidad económica firme.

Por ello, los ídolos de la sociedad son quienes contribuyen a su cohesión, fortaleza y bienestar. Por el contrario, una sociedad que idolatra a gente que se enfoca en sí y que a menudo actúa en contra de los intereses de otros, se quita la alfombra debajo de sus pies. Esa sociedad colapsará tarde o temprano, pues no cumple con el requisito más básico de una sociedad: la responsabilidad mutua.

Una vez que un grupo establece un nivel básico de responsabilidad mutua, puede construir estructuras más complejas, como clanes, ciudades y naciones. Mientras mayor sea el nivel de responsabilidad mutua en la sociedad, más podrá crecer y expandirse.

Aunque, realmente es un desafío mantener la responsabilidad mutua, porque el ego humano no es estático, está en constante evolución. Por eso, cultivar la responsabilidad mutua debe ser una tarea persistente en la sociedad, de lo contrario, colapsará. Dado que lo descuidamos por muchas décadas, estamos presenciando un grado creciente de desintegración y disolución.

La humanidad está en una encrucijada: puede seguir sin cultivar la responsabilidad mutua y no logrará elevarse por encima del ego creciente o puede volver a cultivarla hasta que sea más fuerte que el nivel actual de su ego. Si elige lo segundo, logrará tal nivel de cohesión, que la gente dejará de sentirse separada. Se alcanzará un nuevo nivel de cercanía, como si todos fueran inseparables en su corazón y en su alma.

Una vez que se alcance ese nivel, las luchas que vemos hoy, se convertirán en riñas internas, donde cada uno peleará contra su propio egoísmo que lo separa de la sociedad. Todos alcanzarán un nivel de percepción completamente diferente; sentirán unidad en niveles que nunca pensaron que existían.

A eso es a donde conducen las querellas actuales entre el ego y la responsabilidad mutua y terminará en una de estas dos formas: unidad o guerra.

Etiquetado con:
Publicado en: News, Responsabilidad Social Recíproca
Un comentario sobre “Responsabilidad mutua: la base de la sociedad
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Gran verdad!!! Efectivamente el ego es evolutivo lo he vivido, después del accidente que viví y que solo Dios tenía la fuerza para levantarme de nuevo. Mi estupido monstruo rabioso(ego) aullaba más que mis caderas y hombro rotos. Por fin comprendido que la unidad-responsabilidad mutua. Sería sobre encima del ego. Por lo pronto. Yo me rindo a la voluntad de mi creador Dios y no a la mía. Muchas gracias. Es edificante. Dios los bendiga grandemente. 🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*