Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

El pueblo de EUA merece elogios, pero el futuro es sombrío

futuro EUA es sombríoDebo confesar que por muchos años, pensé que a los estadounidenses solo les importaba el dinero. Estaba equivocado. En los años posteriores a la administración Obama, aprendí a apreciarlos. Aprendí que realmente se preocupan por los ideales y no sólo por las ganancias materiales. Pero quizá precisamente por eso, su futuro es muy sombrío. A menos que, de alguna manera, encuentren unidad por encima de sus profundas divisiones, pronto se convertirá en un país del tercer mundo, dejarán la arena internacional a Rusia y a China.

Ambas partes, deben entender que esta división conduce a la unidad, de una forma u otra. Aquí no puede haber ganadores, ya que ganar no es el punto de la división, sino unidad por encima de la división. No puedes caminar con una sola pierna; necesitas ambas para avanzar, lo mismo ocurre con la sociedad. Las opiniones opuestas no significan que uno tenga razón y el otro esté equivocado, sino que ambos son necesarios para tomar las decisiones correctas para la sociedad.

Hay méritos en la perspectiva demócrata y liberal y hay méritos en la perspectiva republicana y conservadora.

Ambas partes defienden valores dignos. Pero cuando un lado niega la legitimidad del otro, lo demoniza y lo presenta como “enemigo de la nación”, obvia la legitimidad del crítico. Deben comprender que sólo la unidad por encima de las diferencias es la solución, la pregunta es qué tan pronto y a qué costo. Ambas partes deben tener en cuenta el futuro del país.

En mi opinión, Biden como presidente le dará a los estadounidenses la oportunidad de ver (a aquellos que aún no se han dado cuenta) lo que sucedió en la Rusia soviética. Es el mismo enfoque que destruyó a Rusia, veremos qué pasa en EUA. Si esto sucede, la gente podría entender que Trump no fue tan malo como fue retratado por los medios y sus adversarios políticos.

El meollo del asunto es que no hay que dejarse llevar por los caprichos de las personas; hay que seguir la ley natural de unidad, la cual no se inclina hacia los demócratas ni hacia los republicanos, ya que ambos son necesarios para que el país prospere. El discurso actual sobre venganza y división no traerá más que problemas. La venganza es un llamado a la guerra civil.

Tal como están las cosas ahora, el futuro de EUA es sombrío.

Biden no logrará gobernar el país de manera eficiente y Obama lo hará tras bambalinas. Si esto sucede, EUA se reducirá al nivel de un país del tercer mundo. En ese caso, Rusia, con su poder militar y China, con su riqueza, dominarán el mundo.

Pero no todo está perdido. Si el pueblo de EUA decide estar a la altura del desafío y se da cuenta de que su futuro personal depende del futuro de su país, estará dispuesto a unirse por encima del abismo que le separa. Esto requiere coraje, sinceridad y determinación, y es sabido que los estadounidenses tienen los tres. La pregunta es si se dan cuenta que deben emplear estas cualidades ahora, antes de que sea demasiado tarde.

La Primera Enmienda, que consagra la libertad de expresión, es valiosa. Sin embargo, la libertad de expresión sólo puede existir cuando se basa en valores comunes como la consideración mutua y la integridad de la sociedad. Esto no significa que no se puedan expresar, aún las opiniones más extremas. Sin embargo, quien expresa esas opiniones, debe aceptar que expresarlas es posible, precisamente porque es parte de una colección de opiniones que componen un todo completo y que no podrían expresarlas si no fuera por la existencia de su opuesto.

Por ejemplo, piensa en el cuerpo humano. Dentro de nuestro cuerpo, hay órganos que realizan acciones opuestas, sin embargo, su desempeño es posible sólo debido a la existencia de sus contrapartes. Piensa en los músculos opuestos que permiten nuestro movimiento, piensa en los órganos que usan oxígeno, emiten CO2 y estimulan nuestro mecanismo respiratorio. Sin los órganos que emiten CO2, moriríamos de asfixia. Nuestro cuerpo está lleno de contradicciones que posibilitan nuestra existencia saludable. Somos muy engreídos al pensar que en la sociedad sólo nuestra opinión debe existir. Si el pueblo estadounidense pudiera aprender a trabajar unido, por su país, por encima de ideales opuestos, descubrirá que las contradicciones son precisamente lo que el país necesita para ser saludable, próspero y fuerte.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*