Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

El pueblo judío es calidad, no cantidad

pueblo judío

Espectadores en ‘Sin miedo: manifestación en solidaridad con el pueblo judío’ en el Centro Nacional en Washington, DC, EUA, domingo 11/jul/21. Foto de Chris Kleponis/CNP / ABACAPRESS

El pueblo judío está creciendo. Un estudio exhaustivo hecho por investigadores de la Universidad Hebrea y publicado recientemente por la Agencia Judía, revela que a pesar del antisemitismo y otras amenazas, la población judía en el mundo, aumentó de 15.1 millones el año pasado, a 15.2 millones de judíos en la actualidad. Sin embargo, el aumento del número de judíos no representa un signo de mayor fuerza. El potencial del pueblo de Israel no radica en la materia ni en la cantidad, sino en el espíritu, en la calidad de nuestra unidad.

Alrededor del 45 por ciento de los judíos del mundo, residen en Israel, cerca de 7 millones. Estados Unidos, con 6 millones de judíos, representa la segunda comunidad más grande del mundo. Frente a los crecientes eventos antisemitas en el mundo, se suponía que íbamos a ver nuevas olas de inmigración a Israel, pero no es el caso. No hay correlación entre el aumento del número de judíos y la presión sobre ellos.

El antisemitismo no es un factor que influya en los judíos para que emigren a Israel, porque ya están acostumbrados a buscar lugar para esconderse en la tierra, a pesar de que es redonda y está conectada y literalmente, no hay a dónde ir. Tarde o temprano se exponen al odio.

A los judíos siempre les parece que encontraron refugio seguro, pero es sólo en la superficie, como el niño que cierra los ojos y cree que el peligro ya pasó. Los judíos tienen el impulso innato de vivir entre las naciones del mundo y la posibilidad de vivir entre judíos en la Tierra de Israel, no les atrae.

Los judíos de la diáspora no son donde el Estado de Israel pueda depositar sus esperanzas para el futuro ni es necesario que lo hagamos, porque el número no tiene importancia. Como se dice del pueblo de Israel, «Son unos pocos de todos los pueblos». El poder de los judíos no se mide por nuestro número, sino por la calidad de nuestra conexión.

Hoy no sentimos la fuerza del espíritu en el pueblo de Israel, porque estamos divididos y en conflicto, inmersos en luchas materiales y terrenales. Cuando estamos debidamente unidos, creamos una fuerza espiritual extraordinaria. Es la calidad de las relaciones y conexiones entre nosotros lo que determina la intensidad de esa fuerza.

Sucede lo contrario en nuestro estado actual. El Instituto de Política del Pueblo Judío recientemente advirtió que la erosión del pueblo judío se intensificó el último año y se refleja, tanto entre los judíos como en sus relaciones con el resto del mundo. Una de las razones, como sugieren los investigadores, es la distancia de la generación más joven de Israel y el debilitamiento de su identidad judía.

Incluso si hay una plétora de organizaciones destinadas a conectar a los judíos dondequiera que estén, están separados, discuten, se dividen en partidos. Estamos confundidos al pensar que los judíos pueden prevalecer cuando están debilitados por la polarización política, no funciona en el judaísmo que sólo habla de unidad. La base del pueblo de Israel es el principio de ser un hombre con un corazón. Cuando hay partidos, la idea judía está muerta.

Es el único problema del pueblo de Israel. No nos damos cuenta de la importancia de nuestra conexión. De ella depende nuestro destino, porque si los judíos se conectan por encima de las diferencias, tienen paz dentro de ellos y se extiende por el mundo. El judaísmo tiene una sola ideología: ser uno. A esto se le llama «estar con el Creador».

Sólo tenemos que dejar el discurso político, los gritos a las opiniones contrarias y conectarnos por encima de todas las diferencias. Es lo único que puede ayudarnos a fortalecer a la nación. Debemos luchar por una situación en la que únicamente decidamos considerar el deseo limpio y auténtico de ser hermanos. Piensa en una madre que tiene un millón de hijos ¿cómo quiere verlos? Así es como debemos comportarnos entre nosotros.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Judíos, News
Un comentario sobre “El pueblo judío es calidad, no cantidad
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Buen día 🌹 muchas gracias por compartir 🙏 bendiciones infinitas 🙏🙏🙏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*