Dr. Michael Laitman Para cambiar el mundo cambia al hombre

Una solución de dos vertientes al antisemitismo en los campus

antisemitismo judíos

[Manifestantes sostienen pancartas y banderas durante una manifestación, organizada por la Junta Británica de Diputados Judíos para quienes se oponen al antisemitismo, en Parliament Square en Londres]

La academia se ha convertido en un bastión del antisemitismo en el mundo ni el Reino Unido ni EUA son excepción.

El caso más reciente de declaraciones incendiarias contra judíos e Israel surgió de David Miller, profesor de sociología política de la Universidad de Bristol, que aboga por “acabar con el sionismo” y acusó a los estudiantes judíos de ser utilizados como “peones políticos por un violento régimen extranjero, racista comprometido con la limpieza étnica”. El odio contra los judíos no terminará diciendo que no tiene razón. Como judíos, sólo podemos detener el problema del antisemitismo con un enfoque doble: explicar la raíz del mismo y cumplir con nuestra misión, creando unidad entre nosotros.

Las palabras de Miller no dejaron indiferente a nadie. Un buen número de académicos firmaron una carta respaldando el derecho de Miller a la libertad académica, mientras que cientos de profesores de todo el mundo, escribieron otra carta criticando su odiosa idiotez. Mientras tanto, la Universidad de Bristol no lo destituyó de su cargo, simplemente expresó que no respalda sus declaraciones.

Por incómodo que sea, el antisemitismo es una manifestación natural en la gente.

Podemos castigar a los que odian en los campus universitarios o en cualquier otra institución educativa, pero nunca pondremos fin al problema. En el lugar de este profesor antisemita habrá otros cien y otros doscientos y miles y miles que seguirán multiplicándose en todo el mundo. Ya vemos este fenómeno innegable en Estados Unidos, donde las fuerzas en contra de los estudiantes judíos no sólo están creciendo, sino que se están fortaleciendo con el tiempo. El gran valor que la tradición judía ha otorgado a la educación, atrae a muchos jóvenes judíos a los campus universitarios y su participación destacada los coloca en el punto de mira de los sentimientos antijudíos y anti sionistas.

Necesitamos entender que lo que hay detrás del antisemitismo tiene sus raíces en la historia, desde la antigua Babilonia, donde surgió el pueblo judío hace unos 4,000 años.

La gente de Babilonia prosperó al principio y trabajó en unidad hacia metas comunes, pero más tarde, cuando el ego, cada vez más intenso los alejó, cayeron en odio infundado.

La solución propuesta por Nimrod, rey de Babilonia, fue dispersar al pueblo. Argumentó que cuando la gente está distante, no se pelea. Abraham, en ese momento un renombrado sabio babilónico, sugirió una segunda solución. Había observado la integralidad de la naturaleza y señaló que el dictado de la naturaleza es que la sociedad humana, eventualmente debe unirse. E, hizo campaña para unir a los babilonios a pesar y por encima del ego creciente.

Hoy la humanidad se encuentra en un estado muy similar al que experimentó la antigua Babilonia. Somos globalmente interdependientes y al mismo tiempo estamos alienados. Pero debido a que ya estamos extendidos por el mundo, la solución de Nimrod de separarse ya no es práctica. Ahora estamos obligados a utilizar el método de Abraham.

Nosotros, como pueblo judío, previamente implementamos el método de Abraham y alcanzamos un estado de conexión óptima, ahora debemos reavivar nuestra unidad y enseñar el método de conexión a la humanidad. Si no lo hacemos, la presión contra el pueblo judío seguirá aumentando.

El antisemitismo sólo puede resolverse por dos ejes: 1) defensa contra el antisemitismo y 2) cumplir de forma adecuada la misión de Israel, de dar ejemplo y educación para la unidad. Esto debe suceder, tanto en teoría como en práctica. En otras palabras, debemos explicar que cuando la nación judía cayó de su cúspide moral de amor por los demás, comenzó el odio hacia Israel entre las naciones. Con el antisemitismo, las naciones nos instan a revelar el método de conexión. Por eso, el pueblo de Israel, descendiente de los antiguos babilonios que siguieron a Abraham, debe dar ejemplo a la humanidad y convertirse en luz para las naciones.

Como está escrito en El libro del Zóhar, “Todo se basa en el amor” (VaEtchanan). Es obligación del pueblo judío unirse para mostrar el camino de la cohesión y el equilibrio a la raza humana, implementando el gran principio de la Torá, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Cuando esto suceda, la animosidad hacia los judíos y hacia Israel se transformará en alabanza y aprecio.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Antisemitismo, Judíos, News
Un comentario sobre “Una solución de dos vertientes al antisemitismo en los campus
  1. Rosa María Lomeli Delgado dice:

    Gran verdad 🌹 FE y acción. Muchas gracias 🌹 Dios los bendiga grandemente 🌹 🌹

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*